Entrevistamos, en exlusiva, al Sonidista CARLOS LIDÓN.

Sonoros saludos a tod@s!!!

Nuestro invitado, en exclusiva, de esta ocasión es el Sonidista valenciano Carlos Lidón.

Carlos ya acumula unos cuantos años de experiencia a sus espaldas desarrollando su carrera dentro del ámbito del sonido en producción, desde que iniciase su carrera en la segunda mitad de la década de los años 90 influenciado por la música en directo en un principio y por la escucha de los mundos sonoros de las películas de Francis Ford Coppola posteriormente.

El Sonidista valenciano Carlos Lidón,

A lo largo de su carrera ha trabajado con directores de la talla de Alejandro Amenábar, Pablo Trapero, Ramón Salazar o Soderberg entre otros. Actualmente sigue desarrollando su labor como Sonidista con base operativa en la Comunidad valenciana.

Agradecemos especialmente la disponibilidad y amabilidad de Carlos Lidón para hacer posible la realización de esta entrevista.

CARLOS LIDÓN – IMdb

Comenzamos…

LABOBINASONORA: Carlos, ¿que motivaciones o circunstancias te llevaron a elegir el Arte de la creación de sonido para el medio cinematográfico y audiovisual como tu profesión y modo de vida; y mas allá, en particular, la especialidad de sonido en producción?.

CARLOS LIDÓN: Si me remonto desde mis orígenes he de admitir que todo comenzó con la música. Cerca de mi casa, en la plaza del Cedro en Valencia se realizaban todos los miércoles por la noche “Jam Sessions” que organizaba un guitarra llamado Graham Foster. Le pedía a mi padre que me acompañara y disfrutábamos hasta las doce de la noche, aunque la “Jam” seguía hasta muy tarde, sesiones alucinantes con músicos increíbles. Pero yo siempre me arrimaba al técnico de sonido a pié de escenario. Me alucinaba ese tema tanto que no paraba de acribillarlo a preguntas. Un día se puso enfermo y me tocó tomar los mandos por fortuna no se notó demasiado. Ese fue el principio. Además se unió el factor de que mis padres compraron un video VHS y eso ya fue el detonante como para introducirme en las bandas sonoras de las películas. Me ponía los cascos para escuchar películas de Coppola, me alucinaba este director. Todo me parecía poco inaccesible pero al final he de admitir que aquí estoy.

LBS: ¿Como fueron tus primeros pasos dentro de la “industria”?, ¿recuerdas a alguna persona/s especiales en esos primeros pasos?…

CARLOS: En mis inicios coincidí con Sergio Burman cuando aún era microfonísta de Ricardo Steinberg. Tuve la suerte de trabajar en “Los Otros” de Alejandro Amenábar como auxiliar. No tuve una entrada muy triunfal que digamos, me temblaban las piernas y metí algún que otro micro en plano pero aprendí mucho mirando como lo hacía Sergio. Me alucinaba la facilidad con la que resolvía planos de tanta dificultad, lo admiraba. He de decir que esa película se grabó con solo dos micrófonos y un DAT, nada de radiomicros así que imagínate a qué nivel pude empaparme de tanto talento. A pesar de haber enmoquetado la casa de “Los Otros” veinte veces aprendí que el secreto del éxito para un técnico es su mano derecha. Me puse las pilas y lo imité en la medida de lo posible.

LBS: ¿Qué recuerdas de tu primer rodaje?, ¿cuales fueron las primeras sensaciones que tuviste al enfrentarte a el?.

CARLOS: Mi primer rodaje no fue un camino de rosas. Trabajé con un Director bastante histérico en un documental en México y eso me hizo cuestionarme la profesión. Por suerte le di una oportunidad y aquí sigo. En ficción sí que fue mucho mas agradable aunque aún pesaba algunas cosas negativas de la vieja escuela. Fue “Los Otros” mi primer largo de ficción.

LBS: ¿Cual ha sido tu referente como sonidista a lo largo de este ya largo tiempo en la industria?.

Como referente principal tengo a mi maestro y mentor Antoine Bonfantí, sonidista francés del movimiento “Nouvelle vague”. El no me enseño que esta maquina funciona así o asá sino a donde quiero llegar con lo que tengo y como puedo aportar algo a la historia que estoy rodando. Me proporcionó el motor que mueve mis inquietudes, la motivación. También Ferrán Mengod con el que aprendí y evolucioné junto a el por muchos años.

LBS: La Psicología dentro el set es fundamental… El llevarse bien y crear un buen clima de trabajo resulta básico, pero si me preguntasen acerca de la figura/s con las que uno tendría que estar especialmente atento y congeniar de una manera especial yo diría: el ayudante de dirección, el director de fotografía y el eléctrico, en este orden (si desmerecer ni mucho menos al departamento de arte y de vestuario), pero diría a estas figuras.

¿Quienes serían tus principales aliados en el set de rodaje?, ¿que tanto por ciento de psicólogo debería de tener un sonidista?.

CARLOS: Por supuesto el primer ayudante de dirección. Es con quien vas a canalizar tanto lo que va bien como lo que va mal y el tiene la obligación de ayudar al sonido. Pero también mi filosofía es no tirar los cartuchos disparando al aire por que cuando necesites de verdad que te tengan en cuenta podrías haber gastado toda la munición y no te tendrían en cuenta. Entonces sí que estas vendido a la suerte. Con el Director de fotografía procuro tener una relación respetuosa y lo mas cercana posible para que nos eche una manita de vez en cuando pero procuro adaptarme a su trabajo siempre. Con los eléctricos es de rigor tratar de llevarse bien mas que nada por que eso genera buenas amistades y no conviene lo contrario.

LBS: Hablemos de los microfonistas y tu relación con ellos, no en vano has sido operador de microfonía en el set.

Desde este humilde sitio siempre he defendido la figura del microfonista u operador de microfonía como una de las piezas fundamentales dentro de la jerarquía creación de un mundo sonoro.

Tristemente, todavía hoy en día, el microfonista es una de la figuras mas infravaloradas (aunque se ha avanzado algo) dentro del set de rodaje por los demás miembros del equipo.. Habiendo realizado numerosos trabajos como operador de microfonía en tu carrera.

¿Que supone para ti, como responsable de sonido en localización, la figura y la labor del microfonista dentro del set de rodaje?.

CARLOS: Como ya he mencionado antes el microfonista es tu mano derecha pero hay que elegirla bien. Se enfrentan a situaciones en las que tienen que lidiar con mil cosas a la vez y normalmente nadie se da cuenta en el rodaje excepto el equipo de sonido. Creo que el microfonista ha de salirse con la suya siempre y a partir de ahí mejorar en cada plano. Me explico: obviando que hay que resolver los problemas típicos de sombras, reflejos, posición de actores, etc…después de la primera toma siempre tengo que escuchar una evolución en las tomas siguientes. Si en la toma cuatro entra micro o hay fuera de eje mal asunto. Nunca debe bajar la guardia y para eso estas tu, no para presionar sino para animar a seguir en la linea que quieres. Hay que entender que el agotamiento es un factor y eso requiere siempre una ayuda en positivo. Después está el talento de cada uno: mas rápido y nervioso, mas delicado, mas intuitivo… .He trabajado con muchos y después del talento lo mas importante es que sean buenas personas.

LBS: ¿Como suele ser tu relación con el (microfonista), dentro del set?, ¿Te gusta delegar decisiones acerca de selección de microfonía y consensuar estrategias para cubrir los distintos planos, distancias a los personajes u objetos sonoros; o mas bien intentas estar mas encima o ser un poco mas “egoísta” en ese tipo de decisiones?.

CARLOS: Normalmente la parcela es siempre de el microfonista partiendo de unos mínimos pero suelo marcar como quiero ciertas cosas ya que eso es lo que marca algunas diferencias. Tengo mis gustos, no lo puedo evitar y si es necesario marco como y a qué distancia quiero el micro pero siempre generando una labor de equipo. Un factor importante que influye mucho en la comunicación con mi compañero es que use los cascos, yo me expreso a nivel sonoro y no a nivel visual para marcar preferencias. No concibo aquel que prefiera no llevar la escucha.

LBS: Carlos, ¿cuál sería tu criterio profesional como sonidista o jefe de sonido (directo) a la hora de enfrentarte a una producción… Quizás podríamos denominarlo como tu filosofía de trabajo, independientemente del género que afrontes?, ¿sueles utilizar alguna metodología en particular para preparar una producción?.

CARLOS: Mi método para preparar una película es leer el guión tres veces y en cada una de ellas aplico un foco de atención en lo que quiero para preparar la grabación. La primera de las lecturas es la más relajada, trato de excluirme como Sonidista y me meto mas en el papel del espectador, así visualizo la película en mi cabeza a mi manera. En la segunda lectura es donde me concentro en los fondos sonoros que yo pueda aportar en grabación y que se van a necesitar para la narrativa sonora, también efectos y demás detalles. En la ultima lectura me aplico en el diseño técnico, es decir, con qué herramientas voy a trabajar para conseguir los objetivos marcados. Supongo que este método no es nuevo pero es el que a mí me funciona.

LBS: Las “batallas sonoras” en producción se suelen ganar en la preproducción, midiendo los peligros de las distintas localizaciones y aportando soluciones o por lo menos dejando constancia de ellas aunque a posteriori suelan caer en saco roto.

En tu caso ¿sueles estar bastante activo en las fases de preproducción?… ¿puedes adelantarte a los problemas que puedan surgir a la hora de rodar, si te dejan claro?.

CARLOS: El proceso de preproducción es definitivo para el éxito de la grabación. Sin una buena preparación lo mas detallada posible no es posible tener margen de reacción. En Argentina rodé “Elefante Blanco” y rodamos en una villa, lo que en Brasil sería una Fabela. Era un lugar complicadísimo para el directo. Cada uno de los villeros tenia en su casa puesta la música a todo trapo, entre ellos competían a ver quien tenia el equipo de música mas potente. La cumbia dominaba los fondos sonoros allá por donde íbamos. A esto hay que sumar mucha gente por controlar, niños jugando a gritos, etc. Era evidente que teníamos un problema serio para poder abordar los diálogos. La solución que le dimos Dirección, producción y sonido fue contratar a toda esa gente como figuración y sus casas como parte del decorado. Además a los vecinos de las casas colindantes para evitar envidias y no nos sabotearan. Les hicimos partícipes de la película y eso llevó a una colaboración a todo nivel. Solo se dobló por decisión de dirección por modificar texto y de manera puntual pero el resultado esta ahí, el sonido valió cien por cien y es un trabajo del cual estoy muy orgulloso. Si no hubiéramos implicado a toda esa gente no se para qué estaba yo ahí, fue definitivo.

LBS: De todas estas variables: timbre, textura, intensidad, entonación, ritmo, musicalidad de las palabras, velocidad de locución… Las cuáles son partes intrínsecas y fundamentales de la interpretación vocal y por extensión de la toma microfónica, ¿cuál sería para ti la mas crítica a la hora de registrar la toma vocal de una escena?.

CARLOS: Un buen actor o actriz sabe que su voz abarca una gran parte de su trabajo. Comunicar con la voz no es solo escupir palabras sino darles forma, intención, ritmo y musicalidad. Básicamente para conseguir que el espectador se sienta cómodo al escuchar el dialogo. Nuestro compromiso como sonidistas es captar de manera optima el dialogo sin que el actor tenga que preocuparse de ello pero hay casos en los que no existe tecnología suficiente para conseguirlo si no ponen de su parte ya sea en dicción, inteligibilidad y proyección. Pero la cosa no se queda ahí. La selección de la microfonía por la que te decantas le da la sazón a la sonoridad de las palabras. Una voz estridente o muy brillante se puede compensar con un micrófono con una sonoridad mas mate y que predominen los graves. O por el contrario puedes utilizar microfonía mas brillante y aguda para voces masculinas y graves. Todo depende del gusto que tengas por conseguir neutralizar o potenciar el timbre de la voz. Yo soy partidario de tratar que al espectador capte los diálogos de manera inconsciente y que disfrute de la película. El problema viene cuando tienes mas de un actor con timbres muy distintos, dinámicas muy cambiantes y puede que uno se coma al otro en proyección, entonces hay que apostar por la microfonía que ayude mas al que se queda mas abajo y marcar al microfonista una posición donde equilibre las dinámicas.

LBS: Otro punto que considero muy importante, sobretodo para nosotros los profesionales de la posproducción, es la revisión, catalogación y correcto nombrado de cada una de las tomas de producción dentro de los partes de sonido, de cara a las fases primarias de montaje de sonido.

¿Cómo sueles gestionar estas fases de gestión de tomas grabadas, como sueles colocar las pistas o como también sueles etiquetar cada canal con el nombre del personaje en la metadata cada toma, las wildtracks etc…? y ¿cómo suele ser tu relación con los distintos montadores y diseñadores de sonido con los que has coincidido y coincides habitualmente?.

CARLOS: Respecto a los partes de sonido suelo tratar de llevar bien las identificaciones en rodaje y nada más. Eso sí, cuando termino la jornada y llego al hotel comienza mi ritual: cervecita y WaveAgent. Ahí es donde tomo notas y disfruto o sufro del resultado. Es donde me percato de detalles en los que no me había podido fijar bien, sobre todo con el boom ya que puede que mi cabeza estuviera mas con los inalámbricos en el momento de la grabación. No suelo llenar los partes con anotaciones extensas y de vez en cuando meto algún guiño gracioso para que el montador se eche unas risas. En general trato de ser muy explícito tanto en las identificaciones como en las anotaciones por lo que nunca me han dicho nada los compañeros de postproducción con los que suelo trabajar.

Respecto a la relación con posproducción es muy importante tener algo de tiempo para acercarse al estudio y que te valoren el trabajo, sobre todo en los fallos que has podido tener. Por otro lado la tecnología en posproducción ha mejorado muchísimo estos años y eso ayuda a saber cuales son tus límites en la grabación. Lo que antes era un problema irreparable ahora se borra con un click. Eso ayuda bastante a no romper el ritmo de rodaje y no obsesionarse con lo que ahora serian nimiedades. Siempre valoro mucho este tipo de colaboraciones de los compañeros de posproducción por que me ayudan bastante a mejorar.

LBS: También desde hace un tiempo los sonidistas, y gracias a las técnicas de captación multi-microfónica, se pueden desarrollar ya desde el propio rodaje wildtracks multicanal de ambientes, los cuales son muy agradecidos por los montadores y diseñadores de sonido en las fases de post-producción.

Sabiendo de antemano una de las variables que las hacen prácticamente imposibles de aplicar , como es el tiempo.

¿Cómo ves la implantación de este tipo de técnicas en los rodajes?, ¿las sueles utilizar, cuando el tiempo entre secuencias o fuera del rodaje te lo permite…. O intentas volver una vez pasado el rodaje para captar algún ambiente/s?.

CARLOS: La grabación multicanal nos ha proporcionado una gran mejora, no solo en el tiempo de grabación sino también en el resultado. Yo hace tiempo que paro muy pocas veces al equipo de rodaje para grabar un minuto de ambiente.

A este tipo de grabación le llamo “Stereo simultáneo”. Lo utilizo para los backgrounds como olas del mar, tráfico, lluvia, etc.. en imagen. Pero también suelo grabar cuando los fondos son cambiantes como por ejemplo a primera hora de la mañana se escuchan las golondrinas piar pero al medio día hay silencio. Esto ayuda a igualar los fondos de la secuencia. Respecto a los ambientes habituales fuera de horas de rodaje procuro ir al grano y traer un buen trabajo al estudio pero sin obsesión de pasarme el día. El descanso forma parte del trabajo.

LBS: Carlos, ¿cual es o suelen ser tus mayores enemigos en el set de rodaje?.

CARLOS: ¿Enemigos? No me imagino que nadie del rodaje quiera sabotear el sonido. Siempre procuro hacer cómplice de mi trabajo a todos. A producción trato de implicarlos para que me ayuden a parar radiales o obras y siempre se lo agradezco abiertamente para que sientan que parte de mi trabajo depende de ellos. Con los Eléctricos trato de negociar poner los “ballast” fuera del set o que desvíen la ventilación para minimizar los fondos parásitos y eso requiere mucha diplomacia y saber cuando pedirlo, por lo general colaboran sin problemas. Los maquinistas también es un departamento a tener en cuenta ya que hay que procurar que los “travellings” no suenen por lo que aplico la misma filosofía que a los eléctricos. A aquellos con los que me cuesta un poco llegar a negociar estas cosas les invito a ponerse los cascos y escuchar alguna toma fallida y así toma consciencia, nunca falla.

LBS: ¿Cómo ha evolucionado, bajo tu punto de vista, el roll del sonidista dentro de una producción cinematográfica desde tus comienzos hasta el día de hoy?.

CARLOS: Desde que existe el cine sonoro el roll del Sonidista ha sido igual de importante que los demás departamentos. Otra cosa es que en la cultura de rodaje sonido sea el gran desconocido. En parte entiendo que sea así ya que es una parcela en la que si no tienes los cascos puestos no te enteras de qué está pasando, así que los demás departamentos suelen depender de que nosotros les vayamos informando para saber en qué nos pueden ayudar cuando tenemos un problema. Yo personalmente no he vivido ningún gesto de superioridad de otros departamentos pero sí algo de desconocimiento. Creo que nuestro roll es también el de ayudar a entender e implicar mas a los compañeros, de esa manera se consigue una mejor armonía en el trato y en el ambiente. Me han llegado a preguntar ¿qué se siente al ser el ultimo mono? bien, que responda el que así se sienta…yo no.

LBS: ¿Qué trabajos te han marcado especialmente o recuerdas con mas cariño hasta la fecha?.

CARLOS: Como ya he comentado antes tengo un cariño especial a “Elefante Blanco”. Rodar con Pablo Trapero es un reto detrás de otro. Si ves la película hay unos cuantos planos-secuencia de mas de 9 minutos. Tuvimos ensayos de un día completo para solo esos planos. Se hacían recorridos larguísimos con “steady cam” en los que había que coordinar actores, figuración y todo era una coreografía tanto a nivel artístico como técnico. Por mi parte contaba con más cápsulas que transmisores y el auxiliar iba quitando y poniendo transmisores a los actores fuera de campo lo largo de el plano mientras yo iba con el microfonista pegado a cámara a medida que aparecían o desaparecían personajes y caminábamos recorriendo calles, pasadizos, interiores y exteriores.

Estoy muy orgulloso del equipo que formé en Argentina, unos compañeros implicados y muy profesionales. Cuando se daba por buena la toma se vivía un éxtasis muy especial que nunca he vuelto a vivir.

LBS: ¿Y el Director que mas te haya llamado la atención por su cuidado del sonido dentro del set?.

CARLOS: Alejandro Amenábar es un director que escucha su banda sonora antes de haberla rodado. Lo que me gusta de Alejandro es que visualiza a nivel global cada una de las secuencias que rueda, es decir, las ve y las escucha. Tiene una capacidad innata que muy pocos poseen. También me gustó mucho el cuidado especial que le dedicaba al sonido Bigas Luna, lo conocí como microfonista en “Yo soy la Juani” y el departamento de sonido se sintió especialmente arropado.

También con Roberto Girault, director mexicano con el que he tenido el placer de rodar en un proyecto llamado “Onyx, los reyes del Grial” me sorprendió como defendía el sonido y conocía bien el juego de acústicas naturales que teníamos y las supimos aprovechar.

LBS: A lo largo de tu carrera seguro que habrás vivido diversos momentos o anécdotas durante los rodajes, ¿existe alguna o algunas que recuerdes con especial gracia o cariño y que nos puedas contra?.

CARLOS: Jeje… Mi anécdota mas divertida fue cuando era microfonista.

Fue una broma que le gasté al técnico de sonido en coordinación con el primer ayudante de dirección y creo recordar que lo pasó algo mal. La broma consistió en que le tapé los auriculares por dentro con neopreno de manera que no se notara nada pero el sonido se oía tapado. El primer ayudante de dirección tenia que presionar para rodar. Tenias que verlo volviendo loco para averiguar que carajo le pasaba a su audio. Por más que subía el volumen seguía oyéndose mal. Me hizo cambiar de micro y cable un par de veces, hizo reses varias veces y continuaba oyéndose fatal. Sudó mucho en ese momento y tuvo al equipo de rodaje parado por un buen rato para averiguar qué le pasaba. Finalmente se dio cuenta cuando vio que la mayoría de la gente estaba destornillada de la risa. Se trataba del ultimo plano de la película y la broma se prestaba a ello. Finalmente acabamos con un abrazo y muertos de risa.

LBS: Por último. ¿Qué consejos darías a los maravillosos locos que quieran dedicar su vida al maravilloso ARTE del sonido para el medio cinematográfico y audiovisual?.

CARLOS: Pues eso, que hay que estar algo loco para que te apasione este mundo. Si no lo estás es difícil permanecer mucho en el. También les diría que disfruten el proceso de aprendizaje a lo largo de su carrera. Que no tengan prisa por subir a técnico y que traten de pasar unos años como auxiliares y unos cuantos mas como microfonísta. Que no por correr se llega mas lejos y que en esta profesión lo importante es disfrutar el momento y aprender de el. Los que vienen ahora tiene la suerte de tener mas acceso a la tecnología , no como antes que era difícil llegar a tocar un Pro-tools o un DAT pero eso son herramientas de trabajo. Lo que primero hay que cultivar es el criterio sonoro: escuchar, entender y por ultimo crear.

LBS: Muchas  y sonoras gracias por tu atención y amabilidad Carlos, y mucha suerte en tus próximos trabajos los cuales seguiremos atentamente desde labobinasonora.net.

CARLOS: Gracias a “LBS” por vuestra labor. Sois nuestro altavoz y gracias a vosotros nos conocemos y aprendemos un poco mas. Que siga “LBS” por muchos años y generaciones. Saludos sonoros!!

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2017 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s