Obaba….. y su realismo imaginario sonoro.

Sonoros saludos a tod@s!!!

Muchos la encuadran dentro de los “clásicos básicos” del cine español. Otros ponen como ejemplo de su fracaso, el gran batacazo sufrido en los premios Goya 2005 donde partía con 10 nominaciones, y aunque había conseguido bastante respaldo de la crítica… varios premios, nominaciones y ciertos reconocimientos en otros festivales como el fotogramas de plata 2006, el premio de la unión de actores o 2 premios en el festival ACE…., solo pudo conseguir 1 premio de la academia, el premio al mejor sonido, compitiendo con la comprometida Princesas de Fernando-Aranoa… y la infumable Ninette de Jose Luís Garci. Para mi, un premio muy bién merecido, salvo algún apunte.

Hablamos del complejo, mágico, y mítico espacio sonoro de Obaba -2005-, película de Montxo Armendariz, basada en la novela Obabakoak de Bernardo Atxaga.

Esta película enmarcada dentro de lo que se puede denominar constumbrismo rural o de geografías imaginarias narra el viaje que emprende la joven protagonista Lourdes                   -Bárbara Lennie-, de 23 años, hacia las tierras de Obaba con el fín de elaborar un trabajo de la escuela donde acude a clase. Equipada con su pequeña cámara empieza a darse cuenta de que el mundo que rodea a las gentes de Obaba no es el que pensaba, y a través, también, de Miguel -Juan Diego Botto- un joven suelto y risueño irá descubriendo retazos del pasado y presente de las gentes de Obaba.

Entre el pasado……

Sin dudarlo, el arte y el peso de este montaje/diseño de sonido se concentra en la creación de los mundos sonoros paralelos, en los que se ve inmerso el espectador. En general, el decorado sonoro del Obaba pasado es costumbrista, rural y ajustado, sin espacio para rupturas sonoras narrativas, simplemente sigue la lógica interna de la historia, apoyada en una maravillosa fotografía. Los fondos naturales (rio, viento,  movimientos de ramas, insectos, etc…) gozan de un protagonismo permanente envolviendo a todas las secuencias exteriores de una suavidad exquisita, quizás…, no me gusta en algunas partes la excesiva presencia de algunos sonidos subjetivos en primer plano sonoro, como por ejemplo la intensidad y el efecto de la lluvia sobre los cristales….. y los tremendos truenos que presiden la secuencia de la cena entre la profesora y el alumno encargado de encender la estufa en la escuela…., no se trata de que caiga la lluvia y los truenos casi dentro de los platos; en una secuencia… tremendamente sutil y cargada de sensaciones. Deliciosa resulta, también, la ambientación sonora de la clase en la vieja escuela de Obaba, el crujir de los pupitres, mezclado con los susurros y voces de los niños en clase y todo el ecosistema rural sonoro que entra en -off- através de la ventana, de lo mejor, altamente recomendable esas secuencias sonoras.

y el presente sonoro de Obaba…….

El presente sonoro de Obaba ya presenta un decorado sonoro más moderno, ajetreado y un poco menos rural…. más viciado y opaco. Sigue manteniendo el mismo sentido paralelo a la historia, sin apenas efectos de ruptura, pero con la incursión de un elemento sonoro objetivo nuevo, hablamos del efecto que produce el sonido de la videocámara de la protagonista. Cada vez que la acciona, su voz se modula volviéndose subjetiva, como si nosotros fuéramos el micrófono de la videocámara y el ruido mecánico  de la cámara da un color sonoro bastante original en las secuencias en que se utiliza. Cabe destacar también el efecto utilizado como sonido propio e identificativo de los largatos , sobre todo cuando están fuera de campo, muy sutil y a la par estremecedor…, sobre todo en las secuencia del encierro de la protagonista en el cobertizo.

La mezcla, en cuanto a su dinámica sonora, es correcta, sin riesgo….. a veces peca de protagonismo por la utilización demasiados de primeros planos sonoros, los cuáles descolocan un poco, por poner un ejemplo, en las secuencias del viaje hacia Obaba al principio, la dinámica sonora de los sonidos mecánicos de coche tales como ruido de motor y cambio de marchas están en bastante en primer plano cuando, para mi, sugerían más sutileza para realzar más las angosta bajada en la oscuridad hacia Obaba.

Por último resaltar, y por aqui creo, y me imagino, que han venido numerosas votaciones para el premio Goya, el excelente montaje y tratamiento acústico de la voz y los diálogos; en sobremanera, en las secuencias correspondientes al personaje de Lucas -Eduard Fernandez- y su otro yo, la voz que da vida a su locura.

En conclusión, un montaje y mezcla de sonido constumbrista, realista e imaginario, que fluye sin prisas,  permitiéndo al espectador  paladearlo tranquilamente sin demasiadas rupturas, ni adornos.

Nivel de recomendación sonora: Convence….. indispensable para los amantes del realismo sonoro imaginario.

oscardeavila@labobinasonora.net

2 pensamientos en “Obaba….. y su realismo imaginario sonoro.

  1. Vi esta peli hace tiempo y la tenía guardada (intento tener las goya a mejor sonido para analizarlas). Después de leer tu crítica, le he dado un repaso y estoy de acuerdo contigo con lo de la secuencia de la maestra y el alumno en casa, las gotas se oyen como si estuvieran dentro de la casa y hace un efecto raro. Todo lo que suena es muy parecido a la realidad de un ambiente rural se hace muy agradable ver esta película. Un saludo.

  2. Sugiero que lo enfatizaron en exceso para cerrar metafóricamente la vía de un posible escape del jovén de la casa y forzar así a un posible encuentro sexual…. pero provoca un efecto, como tu dices. Poco creible.

    Lo preguntaré de todos modos.

    Salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s