AL OTRO LADO: Entrevistamos en exclusiva al SONIDISTA argentino RUBÉN PIPUTTO.

Sonoros saludos a tod@s!!!

Hablar de Rubén Piputto es nombrar a un sonidista argentino, si. Pero aunque su gran humildad y timidez profesional hagan de escudo contra los halagos, es bien cierto que nombrar a Rubén Piputto es situarse ante una de las figuras claves y representativa de la industria del sonido para el medio cinematográfico argentino e hispanoamericano, y no lo digo por decir, el respeto y admiración de muchos compañeros de profesión siempre esta presente cuando sale a relucir su nombre.

_MG_7385

El sonidista argentino Rubén Piputto.

Rubén Piputto ha participado con su ARTE en numerosas producciones desde finales de la década de los 90. “El Secreto de sus ojos”, “Futbolín”, “Belgrano”, “Messy” o “Voley” son solo algunos de los títulos extraídos de su ya extensa filmografía, además ha trabajado con directores de la talla de Juán José Campanella, Sebastián Pivotto, Muricio Brunneti o Álex de la Iglesia entre otros muchos.

Agradecemos especialmente a Rubén Piputto su disponibilidad y todas las facilidades dadas para la realización de esta entrevista.

RUBÉN PIPUTTO – IMdb

Comenzamos…

LABOBINASONORA: Rubén, llevas en este maravilloso oficio un montón de tiempo, mas concretamente desde finales de la década de los 90, lo que es siempre un motivo de alegría y felicitación, mas en una industria a veces tan ingrata como la del cine.

En estos momentos actuales de tu carrera, y si echas “el oído hacia atrás”, ¿que balance o reflexión general extraerías de tu carrera hasta el día de hoy?, ¿ha merecido la pena?.

RUBÉN PIPUTTO: Mi primer película como microfonista fue en el año 1996, ahora me doy cuenta que no tenia mucha idea, puro entusiasmo y fascinación. Mirando hacia atrás veo cuanto aprendí y, aunque me falte mucho mas por aprender, por supuesto valió la pena. Recuerdo que a la hora de comer me sentaba fascinado en el catering a escuchar anécdotas de los técnicos mayores y, de repente, hoy en día cuando me encuentro contando alguna yo mismo me pregunto cuando sucedió eso de pasar de escuchar a contarlas. Estos 20 años se me pasaron volando, eso lo dice todo.

LBS: ¿Cuales han sido las principales motivaciones o circunstancias te llevaron a elegir el Arte de la creación de sonido para cine como tu profesión, y en particular, la especialidad de sonido en producción?.

RUBÉN: La verdad es que yo entre al mundo del sonido por la electrónica; me gustaban los aparatos electrónicos y lo primero que uno tenía en la casa al alcance de la mano para experimentar era el equipo de música. Armaba mezcladores, parlantes y amplificadores. Pasé por una etapa de “deejay” y operador de sonido en vivo y de allí al cine, donde encontré el valor artístico del sonido mas allá de la música. Como para la música la verdad es que era bastante malo, encontré en el sonido directo (sonido en producción) la forma de desarrollarme combinando técnica y creatividad.

LBS: Ahora trasladémonos otra vez a finales de esa década de los 90. ¿Como fueron tus primeros pasos dentro de la industria?, ¿recuerdas a alguna persona/s especiales en esos primeros pasos?…

RUBÉN: Cansado del sonido en vivo (refuerzo sonoro), con muy mala expectativa pues como dije antes la música no es mi fuerte, me puse a estudiar TV. Cuando empezaron las grabaciones de los cortos, como yo era el que más sabía de sonido y tenía algún que otro micrófono, me colgaron el grabador y comencé a grabar el sonido. Parafraseando a un amigo: Como al niño gordito que lleva la pelota, me mandaron al arco.

Luego allí conocí a un profesor, Daniel Ottobre, que estaba armando un estudio de pos y que además hacia directos (sonido en producción). El en clase un día dijo: “estoy armando un estudio, no tengo dinero ni trabajo ¿quién quiere venir?”.

Yo levanté la mano en este momento y al año siguiente estaba haciendo mi primer película como microfonista con él.

Como operador en ese estudio conocí a Horacio Almada, un gran amigo además de sonidista, con quien hicimos juntos varias películas de bajo presupuesto, yo siempre de microfonista. Con él aprendí a explotar al máximo hasta el mínimo recurso. Tiempo después comencé a trabajar para el “Estudio Abbate y Díaz”, donde conocí un cine con películas de mayor presupuesto. Como me decía otro amigo: “…ahora jugas en primera…“ .

tumblr_md2z721Tbs1rkndh8o1_1280

Rodaje de 8 tiros.                                                                                                     Foto: Fabián Trapanesse

LBS: Habiendo participado en numerosas producciones, y con múltiples directores y equipos a lo largo de tu carrera, ¿cómo ha evolucionado, bajo tu punto de vista, el roll del sonidista dentro de una producción cinematográfica desde tus comienzos hasta el día de hoy, mas concretamente, en la industria argentina del sonido para el medio cinematográfico y audiovisual?

RUBÉN: Es difícil generalizar pues no todas las producciones son iguales, aún en las mismas épocas. En mi opinión, creo que con el paso del tiempo estamos menos jerarquizados; se patean más los problemas para adelante y prepondera la rapidez e inmediatez, lo que va en detrimento de nuestro trabajo. Hacer un buen sonido directo no depende sólo de un buen equipo de sonido y sus micrófonos, sino también de un entorno adecuado para grabar y eso generalmente representa más consumo de tiempo y dinero, algo que las producciones tienden a evitar cada vez más.

LBS: ¿Crees por extensión que se ha tomado mayor relevancia en la industria argentina e hispanoamericana de la figura del sonidista y microfonista dentro de los procesos de rodaje?, ¿o mas bien sigue existiendo una cierta indiferencia e incomprensión hacia vuestro trabajo por parte de los demás departamentos involucrados en la producción?.

RUBÉN: Es difícil generalizar. No creo que hayamos tomado mayor relevancia en la industria, tampoco indiferencia o incomprensión. Más bien creo que hay cierta ignorancia o desconocimiento a nuestros problemas por parte del resto del equipo. Y, como dije antes, patear para adelante; cuantas veces escuchamos: “no importa, lo arreglamos en posproducción….”.

Por otro lado, es verdad que ahora hay muchas más herramientas para solucionar problemas en la posproducción. Eso a veces nos juega en contra.

Nuestro desafío está en manejar el compromiso entre lograr el mejor sonido posible sin trabar demasiado el desarrollo del set. Lo difícil es hacer entender el equilibrio entre un buen directo y lo que se puede arreglar en las etapas de posproducción.

Además, el cine es una estructura piramidal. Si al director no le preocupa el sonido en el set, a nadie le va a preocupar. En cambio, si el director está atento a nuestros problemas, todos colaboran.

LBS: Hablemos de un actor fundamental dentro del juego sonoro de una producción. El microfonista.

Desde este humilde sitio siempre hemos defendido la figura del microfonista u operador de microfonía como una de las piezas fundamentales dentro de la creación de un mundo sonoro. Tristemente, todavía hoy en día, suele ser una de la figuras mas infravaloradas dentro del set.

Rubén, habiendo realizado también numerosos trabajos como operador de microfonía en tu carrera… ¿Que supone para ti, como responsable o jefe de sonido en localización, la figura y la labor que realiza el/los microfonistas dentro del set de rodaje?.

RUBÉN: Yo creo que un buen microfonista es tanto o más importante que el sonidista, es él quien tiene en sus manos el control real de lo que va a sonar en la película.

Ahora, con respecto a lo de infravalorado, disiento un poco. Vuelvo a repetir que es difícil generalizar, yo creo que de él depende hacerse respetar. ¿Cómo?, sabiendo de los problemas de las otras áreas. Justificando y defendiendo con conocimiento sus necesidades. Un fotógrafo u operador de cámara con oficio distingue rápidamente a un buen microfonista y allí esta la clave (obviamente siempre hay excepciones).

RUBÉN: ¿Normalmente como es tu relación con el (microfonista) dentro del set?, ¿te gusta delegar decisiones acerca de selección de microfonía y consensuar estrategias para cubrir los distintos planos, distancias a los personajes u objetos sonoros?, ¿o mas bien intentas estar mas encima o ser un poco mas “egoísta” en ese tipo de decisiones?.

RUBÉN: Para mi el microfonista es un compañero de trabajo, colega. Consensuamos todas las decisiones. Si no hay problemas intento no pisar el set, ese es su campo, del carro para atrás es mi territorio. Generalmente es él quien me sugiere si poner inalámbricos o no, pues es él quien realmente sabe si lo puede resolver con el boom sólo o no.

Cada vez que puedo trabajo con dos microfonistas. Se obtienen mejores resultados: tengo menos problemas de sombras, puedo permitir que los actores se pisen si el director lo desea (obviamente, siendo consciente del montaje), se cubren mejor los espacios y demás… .

LBS: Rubén. ¿Cuál sería tu criterio profesional como sonidista o jefe de sonido (directo) a la hora de enfrentarte a una producción?, ¿utilizas alguna metodología en particular para preparar una producción?.

RUBÉN: Cada producción es un mundo distinto, aunque algunas estructuras se repitan.

Lo primero para mi es entender el guión, de que va la película y cómo se quiere filmar. Me informo e intento conocer todo sobre el director: qué hizo antes, cómo trabaja. Averiguo sobre el presupuesto y cómo va a ser la producción: cine de industria, cine independiente, cine cuidado o de combate.

No nos olvidemos tampoco que hacemos sonido para la imagen y, aunque soñemos con que se hagan imágenes para nuestro sonido, eso no es así. Intento estar siempre a la altura de la imagen y la producción. Ese es mi norte.

tumblr_md6tipYkrx1rkndh8o1_1280

LBS: La Psicología dentro el set es fundamental. El llevarse bien y crear un buen clima de trabajo resulta básico, pero si me preguntasen acerca de la figura/s con las que uno tendría que estar especialmente atento y congeniar de una manera especial yo diría: el ayudante de dirección, el director de fotografía y el eléctrico, en este orden (si desmerecer también al departamento de arte y de vestuario cuyo papel puede ser determinante según que momentos y decisiones se adopten de microfonía), pero me quedaría con estas tres figuras en ese orden.

En tu caso Rubén, ¿quienes serían tus principales aliados en el set de rodaje?, ¿que tanto por ciento de psicólogo debería de tener un sonidista?.

RUBÉN: Yo creo que hay que tener mucha cintura y sentido común, además de psicología.

Es importante llevarse bien con todas las áreas, cada una tiene lo suyo. Obviamente que priorizaría a dirección, fotografía y producción pero no nos olvidemos que vestuario nos puede dar una mano grande con los inalámbricos. Peinado me ha ayudado varias veces a esconder un mic en el pelo. Maquillaje me ha cebado mate más de una vez. Foto fija me hizo las fotos que les pasé… Arte me ha resuelto problemas acústicos millones de veces. Ahhh¡, y ni hablar del “utilero de filmación”(atrezista) colaborando con sacar ruiditos. Y más vale tener a los “grip” (apoyo de grúa) de amigos… .

Me olvidaba finalmente del catering, que si los tenés de amigos siempre podes recibir un toque extra… Localizaciones también te pueden solucionar o amargar el día con el parking del generador… Todos son importantes. Esto es un como un reloj lleno de engranajes.

LBS: Las “batallas sonoras” en producción se suelen ganar en la preproducción, midiendo los peligros de las distintas localizaciones y aportando soluciones o por lo menos dejando constancia de ellas aunque a posteriori suelan caer en saco roto.

En tu caso, ¿sueles estar bastante activo en las fases de preproducción?,¿puedes adelantarte a los problemas que puedan surgir a la hora de rodar, si te dejan claro?.

RUBÉN: Intento estar atento y meterme todo lo que puedo y me dejen en la preproducción. Hay veces que te dejan más y hay veces que menos.

Ahora, yo veo un rodaje de la siguiente manera:

Imagínate que al empezar, así, como en un juego, te dan una cantidad x de créditos y tenés toda la película para gastarlos como quieras y cuando se te acaban ya no podes pedir más. Si pido demasiado, hasta el hartazgo, se me acabarán rápidamente los créditos. En cambio, si voy pidiendo moderada y justificadamente, tal vez hasta logre más de lo que pensaba. Trato de manejar los créditos de la mejor manera y, como es difícil generalizar, no en todas las películas te dan la misma cantidad de créditos. A veces hay mas y a veces hay menos, obviamente según cuanto valoren nuestro trabajo.

LBS: Rescato unas palabras sacadas de una entrevista que tuve el privilegio de realizar al también gran Sonidista y Artista Foley argentino Francisco Rizzi. En ella se hacia referencia a una frase del gran sonidista Sebastián “El chamber” Sonzogni, que decía: “Nosotros hacemos sonido, no hacemos magia”… la pregunta de la que surge la frase trataba sobre la valoraciones económicas y condiciones en la que se realizan las tomas de sonido en producción, y la casi falta de respeto hacia los procesos de toma de sonido directo.

¿Por qué los distintos departamentos (en sobremanera los ejecutivos) creen todavía que se debería de poder hacer siempre magia?, ¿se han acostumbrado mal?.

RUBÉN: No. Creo que es ignorancia o, a veces, especulación por parte de ellos. Como magia sabemos que no hacemos, alguien paga los platos rotos. Generalmente es el estudio de pos producción, si deciden arreglar los problemas o la misma película si no lo hacen.

Hoy una frase que odio que dice que cada producción tiene el sonido que se merece. Pero lo peor es que a veces tienen más de lo que se merecen. Eso es culpa nuestra y de nuestro amor propio por el trabajo. Yo creo que somos uno de los departamentos con más amor propio por lo que hacemos. Por eso digo que es mezcla de ignorancia con especulación.

Una vez un productor me dijo: “¿por qué insistís en darme más de lo que te pido? Imagínate: yo sólo quería hacer bien mi trabajo, él se conformaba con menos.

LBS: Pueden parecer a priori claros, pero Rubén… ¿Cuáles serían a tu juicio los peores enemigos dentro del set, sea interior o exterior?.

RUBÉN: El ruido ambiente y la reverberación.

LBS: Normalmente se van formando colaboraciones o parejas de trabajo entre sonidistas vs montadores de sonido, pudiendo asociar de una manera natural directores con sonidistas y a su vez con montadores de sonido.

Para mi siempre es muy interesante analizar las distintas relaciones de trabajo que se establecen en la construcción de un mundo sonoro entre distintos departamentos, y que pueden influir directamente en el resultado final de una producción. También es cierto que otros profesionales del área de la posproducción de sonido para cine apenas tienen relación con los propios sonidistas mas allá de la recepción de los materiales de rodaje, y algún otro detalle puntual.

En tu caso, en particular, has trabajado en varias ocasiones con el Director y supervisor de edición y diseño de sonido José Luís Díaz, uno de los referentes dentro de la industria del sonido cinematográfico argentino e hispanoamericano.

Me gustaría saber en tu caso… ¿Cada vez que afrontáis una producción juntos como es la relación y las necesidades que te trasmite normalmente?

RUBÉN: Bueno con el tiempo fueron cambiando. Creo que me fui ganando su confianza.

Al principio eran largos mails de sugerencias, advertencias y pedidos y, hoy en día, sólo en cuestiones particulares que nos despierten algunas dudas. Nos hablamos por teléfono. Intento mantenerlo al tanto de los problemas; muchas veces interviene y hacemos fuerza juntos para lograr algo, generalmente en el acondicionamiento de alguna localización o en la justificación para salir con dos microfonistas.

LBS: Desde hace un tiempo los sonidistas, y gracias a las técnicas de captación multimicrofónicas, pueden desarrollar ya desde el propio rodaje las llamadas wildtracks multicanal de ambiente, material siempre muy agradecido por los montadores y diseñadores de sonido en las fases de posproducción al plano de realidad sonora que les aporta.

Teniendo en cuenta que el factor tiempo es una de las variables que las hacen prácticamente imposibles de aplicar… ¿Cómo ves la implantación de este tipo de técnicas en los rodajes?, ¿las sueles utilizar cuando el tiempo entre secuencias o fuera del rodaje te lo permite; o intentas volver una vez pasado el rodaje para captar algún ambiente/s.

RUBÉN: Ja!!!!! Justo estamos con eso, la idea es hacer ambiente 5.0 en rodaje pero la verdad, salvo ocasiones especiales donde jueguen, por ejemplo, multitudes de extras o cosa difícil de volver a recrear, es muy complicado.

En la próxima te cuento, por ahora vamos a ver pero yo creo que lo mejor es que, a contra turno, lo haga otra unidad. Es mucho el esfuerzo de parar todo un equipo para grabar un ambiente 5.0. No es fácil y creo que allí se irían muchos créditos de los que te hable anteriormente.

LBS: Rubén… ¿Cuál es para ti, técnicamente, el tipo de plano mas complicado de registrar?.

RUBÉN: No sabría decirte, depende de muchas variables.

Tengo una frase muy tonta que le digo a los microfonistas cuando se relajan demasiado, que dice: “Nunca subestimes una toma, hasta la mas boluda se te puede complicar….”.

2

Rodaje de “8 Tiros”.                                                                                                 Foto: Fabián Trapanesse

LBS: De todas las variables que pueden afectar a la captación y registro de un plano: timbre, textura, intensidad, entonación, ritmo, musicalidad de las palabras, velocidad de elocución… y que además son parte intrínseca de la propia interpretación y por extensión de la toma vocal, ¿Cuál sería para ti la mas crítica a la hora de registrar la toma vocal de una escena?.

RUBÉN: Yo creo que lo más complicado es cuando bajan demasiado la intensidad de emisión los actores. Baja mucho la relación señal ruido y eso no es bueno. Nos empezamos a pelear con el ruido ambiente y se torna imposible mantener una consistencia en el hablado a lo largo de toda una escena.

Lo otro, me parece que puede ser una característica del emisor, propio del actor en cuestión y que todos lo perciben, lo detectan y lo aceptan o no. El nivel parecería ser solo un problema nuestro.

Una cosa a la que le presto muchísima atención y que me parece de vital importancia es la inteligibilidad de la palabra.

Lo peor que me puede pasar en el cine es que alguien pregunte: “¿que dijo..?”.

LBS: ¿Cuál ha sido el Director con el que hayas tenido la oportunidad de trabajar o colaborar, que ha demostrado una sensibilidad especial a la hora de explotar la posibilidades sonoras dentro del set de rodaje?; y voy mas allá… ¿qué haya utilizado en algún momento el entorno sonoro de una determinada manera para componer el plano visual?.

RUBÉN: Trabajé con directores que prestaban más o menos atención al sonido pero, al punto que hayan utilizado el entorno sonoro para componer un plano visual, no recuerdo….

LBS: Todas tienen sus complicaciones y matices pero, ¿cuál ha sido la producción mas compleja (tanto técnica como narrativamente) a la que te has tenido que enfrentar como jefe de sonido en producción?… 

Hubo varias, pero te citaría tres con distintas características: El secreto de sus ojos, Dos mas dos y Horizontal Vertical.

LBS: Hablemos un poco de tecnología. ¿Qué equipos componen el arsenal sonoro de Rubén Piputto, tanto en la faceta de registro como en captación?. 

RUBÉN: Mis grabadores son: Sound Devices 788 con CL9 o CL8.

Los boom: Kteck con Rycote , 416 para exteriores y Schoeps CMC con CUT 1 y MK41 para interiores.

Transmisores: Lectrosonic SMQV con cápsulas DPAIFB Lectrosonics.

Mi última adquisición fue un Piano de CineLa con un Cmit de Schoeps.

LBS: ¿Cual sería tu favorito, tu primer espada?.

Ahora, los CMC con cápsula 41 de Schoeps son mis preferidos.

Cables Canare, siempre.

1

Rodaje de “Retornos”.

LBS: En la entrevista que mencionaba anteriormente con Francisco Rizzi se hizo referencia también a esa especie de revolución tecnológica que aconteció durante la segunda mitad de los 90 y con mayor avance y presencia en la década de los 2000..

Rizzi exponía: “Tengo que confesar que lamentablemente, por esta tendencia al “ahorro” que comentaba antes, muchas veces no se lleva al rodaje el equipamiento que uno quisiera, sino que se lleva “lo que pagan”. Inclusive gran parte del equipo que se pone en el set muchas veces los sonidistas lo llevamos porque nos gusta conseguir un buen resultado, y para trabajar más cómodos, y no correr durante todo el día con un equipo que no está a la altura de las necesidades.

Por otro lado es también cierto, que el avance tecnológico ha hecho que equipos mucho más sofisticados que los que usábamos hace unos -bastantes- años atrás sean más accesibles que antes -les digo a mis alumnos medio en broma, medio en serio, que un grabador de DAT con TC había que mandarlo a pedir a la NASA…”

A tu juicio, ¿en que ha beneficiado y perjudicado al área del sonido esta democratización y accesibilidad tecnológica?.

RUBÉN: Como súper-positivo, el poder grabar cualquier proyecto en “multitrack” y mezclar a la vez por un costo accesible, me parece increíble. Ahora, poner mil micrófonos y que no sirva ninguno y perder el control de lo que escuchamos, sólo porque nuestro grabador nos lo permite, me parece en detrimento a la esencia de nuestro trabajo.

No sé si se refería exactamente a eso la pregunta, pero pienso que es bueno que todo el mundo tenga acceso a las herramientas tecnológicas a temprana edad. El tema no es el acceso a la tecnología, sino saber qué hacer con ella. Es importante, para mí, entender que la tecnología es una herramienta para hacer películas y no las películas una medio para poder usar la tecnología.

LBS: A lo largo de tu carrera seguro que habrás vivido diversos momentos o anécdotas durante los rodajes. ¿Existe alguna o algunas que recuerdes con especial gracia o cariño y que nos puedas contra?.

RUBÉN: Recuerdo que en la filmación de “El Perro”, de Carlos Sorín, solía ponerle el micrófono al protagonista pegado en la frente oculto con la gorra. Parece ser que se la ajustaba mucho por que si no se le caía, por el viento, cada vez que se bajaba de la camioneta. La escena era en el interior de la camioneta. Al final del día en la ultima toma el director pide que se saque la gorra para esa secuencia y al hacerlo veo que tiene un moretón en medio de la frente producido por el micrófono que se le clavaba en la piel de tanto ajustarse la gorra. Me quería morir, hubo que pedirle a la maquilladora que intervenga, casi me matan…

"El Perro", Carlos sorín.

“El Perro”, de Carlos Sorín.

LBS: ¿Cuáles crees son los próximos retos de futuro que aguardan, a tu juicio, a los sonidistas argentinos dentro de las industria del sonido para el medio cinematográfico y audiovisual?.

RUBÉN: Yo creo que el reto lo estamos viviendo ahora. Hablando de tecnología, la llegada de la cámara con soporte digital hizo que se descontrole el orden en el rodaje, desapareciendo ya casi por completo los ensayos, tirando toma tras toma sin cortar, total es digital y no hay negativo. Y la espontaneidad del actor y el tiempo, y yo que se más…. Estamos esperando que le pifie el foquista o que la luz no sea buena para que esa primer toma se transforme en ensayo grabado y descansen los hombros del microfonista. Difícilmente podemos escuchar a gusto hasta que se da la acción, esto nos esta pasando.

Creo que lamentablemente éste es el reto y lo estamos viviendo hoy.

Ahora, de cara al futuro, yo pienso que vamos a estar mas valorados, la gente cada vez escucha en mejores condiciones en sus casas y los cines siguen incorporando avances, por lo cual el nivel de exigencia debe subir. El público es más exigente en lo que a sonido se refiere, y está en nuestras manos hacer que eso pase.

Por eso aprovecho y agradezco a ustedes el esfuerzo que realizan para difundir nuestro trabajo.

Insisto en que es un problema de educación y por eso somos nosotros los que tenemos que tratar de concienciar al resto, transmitiendo nuestras necesidades, enseñando nuestro trabajo. Ese es nuestro reto hoy y a futuro.

LBS: ¿Cuáles son los próximos proyectos sonoros que aguardan a Ruben Piputto?.

Ahora mismo estoy por comenzar un largo llamado “Los Padecientes”, de Nicolas Tuosso y, para fin de año, empezaría la grabación de “Tita de Buenos Aires”, de Teresa Costantini.

LBS: Por último. ¿Qué consejos darías a los maravillosos locos que quieran dedicar su vida al maravilloso ARTE del sonido para el medio cinematográfico y audiovisual?.

RUBÉN: Que se casen con una mujer que tenga un trabajo estable.

LBS: Rubén solo queda darte las gracias por tu atención y amabilidad. Ha sido un verdadero lujo. Y por supuesto mucha suerte en tus próximos trabajos, los cuales seguiremos atentamente desde http://www.labobinasonora.net.

RUBÉN: Gracias a ustedes y es un verdadero gusto que me hayan convocado.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2016 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s