Entrevistamos, en exclusiva, a la Montadora y Editora de diálogos ANNA HARRINGTON.

Sonoros saludos a tod@s!!!

Hoy en labobinasonora.net nos vamos a acercar al mundo sonoro que rodea a la editora y montadora de diálogos Anna Harrington.

La montadora y editora de diálogos ANNA HARRINGTON.

Talento surgido de esa inagotable cantera sonora de profesionales que es la ESCAC (Escuela superior de de cine y audiovisuales de Cataluña), ANNA comienza su carrera dentro del área de sonido en producción, evolucionando hacia la especialización de edición y montaje de diálogos, una área todavía no muy reconocida dentro de los procesos de creación de sonido para el medio cinematográfico, pero que es fundamental, y añado vital, a la hora de construir un mundo sonoro en cualquier tipo de producción, del género que sea.

Hasta la fecha, ANNA, ha puesto su huella y trabajo sonoro en la construcción de distintas y variadas producciones, tanto cinematográficas como audiovisuales; ejemplo de ello son sus trabajos en: ‘FEEDBACK’, ‘SUMMER CAMP’, ‘LA PESTE’, ‘EL CID’, ‘DOLOR Y GLORIA’, o ‘PAQUITA SALAS’ entre otras muchas.

En la actualidad ANNA HARRINGTON desarrolla su trabajo como editora y montadora de diálogos en la empresa DELUXE SPAIN, en su sede de madrileña.

Agradecemos especialmente a ANNA HARRINGTON todas las facilidades dadas para hacer posible la realización de esta entrevista.

ANNA HARRINGTON – IMDB

Comenzamos….

LA_BOBINA_SONORA: Antes de comenzar Anna, quisiera agradecerte la oportunidad que nos das a tod@s los compañeros para acercarnos a tu carrera y a todo lo que rodea a tu mundo sonoro, muchas gracias.

ANNA HARRINGTON: Gracias a tí por la labor que haces desde esta plataforma, me hace mucha ilusión participar de este blog.

LBS: Anna, ¿Cuales fueron tus principales motivaciones para elegir como trabajo el maravilloso Arte de la creación y tratamiento de sonido cinematográfico?.

ANNA: Pues, la verdad es que nunca me planteé de un inicio dedicarme al sonido, ni siquiera al mundo cinematográfico, es algo que se fue forjando y al que llegué por muchas carambolas.

De adolescente me fascinaba el teatro y formaba parte de una compañía juvenil amateur de mi pueblo. Como soy una actriz terrible y bochornosa, rápidamente me dieron el cargo de técnica de luces y sonido, y así, sin ningún conocimiento previo, me dediqué a aprender cómo funcionaban “los cacharros”, en ocasiones hacíamos pequeños sketches en video para proyectarlos durante la obra que yo grababa, y editaba, pequeñas piezas de teatro músical, etc. Fue una gran pequeña escuela, con pocos medios y mucha imaginación aprendimos muchas cosas.

Y este trabajar entre bambalinas, ser invisible pero imprescindible, me enamoró. Poco a poco me interesé también por el mundo del cine y sus profesiones técnicas y una cosa me fue llevando a la otra.

LBS: Eres uno de los talentos surgidos de ese constante vivero de profesionales que es la ESCAC (Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña). ¿Como fue la experiencia y tu paso por allí? .

ANNA: La ESCAC es un lugar muy especial, te exige una dedicación y un esfuerzo vital para seguir el ritmo que no es fácil de seguir. Es, en mi opinión, una experiencia muy intensa pero que al mismo tiempo te prepara física y mentalmente para una industria que también lo es.

El Grado de ESCAC es una carrera de fondo que te permite conocer a mucha gente, aprender de profesionales de forma muy cercana y en la que ruedas mucho, muchísimo y te enfrentas a todos los problemas posibles que te puede plantear un rodaje y su postproducción y de ahí uno puede aprender mogollón. Especialmente en tercer curso dónde en los proyectos eras responsable de todo el proceso de sonido, desde la captación hasta las mezclas. (En tercero se elige la especialidad, yo cursé la de Sonido).

LBS: Anna, ya en tus inicios y primeros pasos dentro de la industria… ¿Recuerdas alguna figura o figuras importantes que te hayan marcado o ayudado en esos primeros momentos?.

ANNA: He aprendido mucho de todos y cada una de las personas con las que he trabajado. Pero si hablamos de esos primeros momentos, Laia Casanovas fue quien me convenció para hacer diálogos y tuvo la paciencia de corregir y ayudarme a aprender las bases de la edición de diálogos y me dio la oportunidad de trabajar en mi primer largometraje como editora de diálogos. También haría una mención especial a Jordi Monrós, que fue el mezclador de ese largometraje y de quién también pude aprender muchísimo, no solo en lo que toca a la edición.

LBS: ¿Por qué elegiste en concreto la especialización de sonido para el medio cinematográfico?, ¿que te motivó a elegir esta rama?.

ANNA: Como a mucha gente, a mi me convenció un seminario de una semana con Pepe Nieto. Para mí fue una pequeña ‘Epifanía’, aquellos días nos enseñó como de invisible e importante era el sonido y la mezcla. Cómo la película aparentemente menos importante tenía un trabajo de una sutileza tal, que nadie reparaba en él y como justamente esos elementos empujaban emocionalmente al espectador.

Como ya he comentado, ser parte de esos elementos invisibles me atraía mucho y decidí participar del equipo que conseguía esa magia.

LBS: Desde tus comienzos a finales de la década del 2000 ya comienzas tu andadura cinematográfica realizando lo que después se convertirá en una de tus especialidades, como es actualmente: La Edición y montaje de Diálogos.

¿Que motivaciones te llevaron a elegir este área de trabajo tan específico e importante dentro la construcción del mundo sonoro de una película?

ANNA: Llegué a ello también de casualidad, fue mi compañera de clase Laia Casanovas, que en alguno de sus proyectos de final de carrera habíamos trabajado juntas, me propuso encargarme de la edición de diálogos de un largometraje de bajo presupuesto en el que ella iba a encargarse del diseño y el montaje de sonido.

Yo me había centrado mucho en la captación de sonido directo y me pareció muy interesante comprobar a qué se enfrentaban los editores de diálogos al recibir el material del rodaje, me lo tomé como un reto y descubrí una especialidad preciosa dentro de la postproducción, con unos atractivos que no tenía para mí el montaje de efectos o la mezcla.

Además me sentí cómoda y capaz de tomar decisiones con cierta seguridad, también me resultaba atractivo escuchar las captaciones de compañeros.

No sé, sonará tonto, pero siempre me han gustado los puzzles y me pareció que editar diálogos era como solucionar un puzzle; primero ordenas las piezas, las analizas y lo vas encajando hasta que tiene sentido.

LBS: En tus propias palabras y para que los neófitos en la materia se hagan una idea clara. ¿Cuando hablamos de tu trabajo como Editora y montadora diálogos a que nos estamos refiriendo exactamente?. ¿En qué consiste esta especialidad dentro los procesos de construcción trabajo?.

ANNA: Para mí, porque creo que no todo el mundo lo ve igual, el proceso de edición de diálogos tiene muchas capas, pero el principal objetivo, reitero, para mi, es la continuidad en todos los sentidos. Y me explico: la continuidad en el ambiente para conseguir que los diálogos de la escena tengan una unidad espacial y temporal, pero también la continuidad en el ‘acting’ y los arcos de los personajes, de nada sirve cambiar una toma por otra que esté limpia si el ‘acting’ pierde emoción, intención o si le sobra, teniendo en cuenta el antes y el después, el viaje emocional del actor se transmite en gran parte con la voz y la respiración. Escuchar y analizar las tomas del rodaje es una parte fundamental en este proceso.

Otro gran objetivo que yo me planteo en la edición de diálogos es conseguir la mayor inteligibilidad posible, y por último pero no por ello menos importante limpiar al máximo imperfecciones y fondos dejando espacio al montador o diseñador para crear el espacio sonoro tan poco encorsetado por la realidad como me sea posible, dejando todo aquello interesante registrado en el rodaje en pistas de Efectos que sean opcionales o refuerzos para el montador o la montadora de efectos.

LBS: Anna, a tu juicio, ¿Qué características básicas debe poseer un buen Editor y montadora de diálogos?. ¿Y cuales serían las más susceptibles de ser constantemente entrenadas y perfeccionadas?.

ANNA: Paciencia y capacidad de análisis, la edición de diálogos en mi opinión requiere de cierta delicadeza y no es buena amiga de las prisas y saber comparar tomas para dilucidar los, a veces sutiles, cambios del ‘acting’ de un actor o actriz entre una toma y otra.

El orden con los materiales, las sesiones, es para mi, un trabajo fundamental, llevar un buen control del proceso y los materiales que van llegando, agiliza y es muy útil para ayudar al resto del equipo a encontrarlo de forma intuitiva y que no se pierda trabajo o material por el camino.

Es importante también entender de narrativa, sobre lo que hay mucha literatura para seguir aprendiendo, ver películas y series y analizar el trabajo de otros es una gran fuente de conocimiento.

La característica más técnica de este oficio es para mi la más susceptible a ser entrenada, y necesita de entreno, de prueba y error, conocer qué herramientas son más cómodas o intentar trabajar sin ellas siempre me ayuda a seguir aprendiendo.

LBS: El tiempo siempre es el implacable metrónomo que marca cada uno de los procesos que se dan en la creación en una banda de sonido. Los tiempos y los presupuestos son muy escasos, y más en nuestro cine. Obviamente este factor tiene una influencia más importante en la Edición y montaje de Diálogos, influencia que deriva en una presión de tener en muy poco margen de tiempo unas líneas de diálogo perfectamente editadas y montadas entre si.

Dicho lo anterior, una cuestión clave, y quizás para mi la más importante, se nos presenta en forma de como optimizar y distribuir correctamente el tiempo dentro de la Edición y montaje de diálogos, en una producción, teniendo en cuenta lo limitado de los presupuestos y tiempos destinados en nuestra industria.

¿Como afrontas este paso tan importante de optimizar y distribuir el tiempo en tus ediciones, cual es tu método de organización y distribución, si se puede conocer?.

ANNA: Cada proyecto es un mundo, pero por lo general intento trabajar por pasadas. Siempre hago una primera pasada muy deprisa, donde, conformo el sonido directo, me ordeno las pistas, escojo los micros, y ya los dejo en fase, al final de esta pasada tengo más o menos un montaje muy parecido al del montador de imagen, arreglando ya alguna que otra edición. A partir de aquí habiendo visto dónde están los problemas me organizo y voy pasando arreglando siempre los problemas más significativos primero y afinando después. Así si se echa el tiempo encima “lo gordo” está solucionado, y las delicadezas quedan para lo último.

LBS: Hay gente que comienza el trabajo de edición y montaje de diálogos desde la mitad de la película hacia los extremos, otros de principio al final, otros al revés… .En tu caso ¿desde que parte del metraje lo afrontas?.

ANNA: A ver, por lo general empiezo por el principio, y voy haciendo distintas pasadas por capas centrándome en distintos aspectos en cada pasada. Pero cada proyecto es un mundo, cada uno necesita distintos planteamientos. Por lo general es algo que hablo con la persona responsable del sonido del proyecto, para consensuar puntos críticos o necesidades especiales (centrarse en un actor concreto, una escena muy sucia o con problemas en la captación), escenas complicadas para el diseño, bueno pueden pasar mil cosas, es cuestión de adaptarse.

LBS: Y si Hablamos de la organización dentro del espacio de trabajo, dentro del timeline de edición. ¿Como sueles organizar el workflow de trabajo dentro de un proyecto de edición y montaje de diálogos?. ¿Sueles utilizar siempre la misma plantilla o vas variando según el proyecto que inicies?.

ANNA: Suelo hacer siempre sesiones muy similares, con las que me siento a gusto, pero intento crearla de zero en cada proyecto, adaptándola a las necesidades de cada proyecto. Cuando ya tengo un buen control de dónde tengo los elementos, consensuo con la persona que va a mezclar el proyecto qué formato le puede ser más cómodo, y en el proceso de afinar lo voy dejando al gusto del consumidor.

LBS: Anna, ¿Que deberían de tener en cuenta dentro de la fase de montaje de imagen con respecto a la gestión del material sonoro que te afecte directamente en tu fase de edición y montaje de diálogos?.

ANNA: Cuando recibo materiales de la sala de edición, valoro mucho el orden, facilita muchísimo el trabajo inicial recibir un AAF ordenadito con su EDL.

LBS: Y otra parte también importante son los “controvertidos” procesos de ADR, que sirven para medir muchas veces la capacidad de seducción de un Supervisor de Edición de sonido para con su director, en la forma de convencerle en la necesidad de realizarlos -tarea a veces bastante complicada. Es interesante desde ese punto de vista tu relación con el Supervisor de Edición de Sonido o el montador o diseñador de sonido.

¿Cómo es esa relación? ¿cómo es el flujo de trabajo entre ambos en cuanto a las necesidades de llevar a cabo la selección y procesos técnicos de ADR y por extensión en las decisiones sobre el montaje de los diálogos?.

ANNA: Creo que los ADRs son cada vez menos controvertidos.

Yo normalmente en las primeras pasadas elaboro una lista con varias categorias; aquello que considero imprescindible, lo recomendable, y lo que considero descartable pero interesante para mejorar. Entonces suelo reunirme con quien supervisa y analizamos juntas la lista y lo valoramos, hablamos de los problemas que podemos afrontar y la recortamos o le añadimos alguna necesidad del diseño. Muchas veces hacemos un repaso final con dirección para consensuar y conseguir sumar para que la lista final sea del agrado de todos y poder presentarnos con una lista defendible y argumentable ante producción y los actores.

LBS: Hablemos de tu relación con los mezcladores de re-grabación, ANNA. ¿Te gusta hacerles participes (en una época en donde la pre-mezclas están muy de moda) de los procesos de edición y montaje de diálogos para prevenir posibles problemas o apenas tienes contacto con ellos?.

ANNA: Siempre que se pueda, me parece lo más recomendable tener una conversación con mezclas. Preguntar las preferencias de orden, tipo de bandeo, condiciona mucho la agilidad en mezclas. Y siempre he pensado que en el audiovisual como una carrera de relevos, y las mezclas el sprint final, facilitar el trabajo a aquel que viene detrás es muy importante en el trabajo del equipo de sonido durante todo el proceso.

LBS. ¿Y con los Directores con los que has trabajado?, ¿suelen estar, en tu caso, habitualmente presentes en estos procesos de Edición y montaje de diálogos, montaje, ADR…?.

ANNA: En mi experiencia, cada proyecto es un mundo, cada director tiene sus prioridades. He estado en proyectos sentada durante horas junto al director repasado cada cambio de sílaba, cada toma, discutiendo el sentido de una escena, motivaciones del personaje y otros en los que conocí a dirección en mezclas. Unos vienen a la grabación de ADRs otros ni se miran la lista. El caso para mi es, como siempre, adaptarme a la producción y remar a favor.

LBS: ¿Crees que el trabajo de edición y montaje de diálogos puede aportar un plus narrativo, creativo o estético al mundo sonoro de la película (cambio de dinámicas interpretativas, ‘flashbacks’, combinaciones percha radios etc..) o más bien sigue abordándose desde un planteamiento más técnico o estático?.

ANNA: La edición de diálogos es siempre un plus, el nivel de profundidad al que podamos llegar siempre depende de la dirección del proyecto, del trabajo previo en montaje, del tiempo, de la sintonía entre los diferentes actores que intervenimos en el proceso.

Sí creo que es una especialidad en algunos casos poco valorada, pero que tiene mucho que aportar a una producción tanto técnica como artísticamente.

LBS: Dentro de los procesos técnicos de Edición de Diálogos la limpieza de las tomas es una parte muy importante. Clips, malas articulaciones, roces, ruidos ambientales de fondo y una infinidad de situaciones pueden darse en una sola palabra.

¿Cuales de estos procesos de limpieza, a tu juicio, son los más delicados o importantes?. ¿Algún consejo que nos pueda contar para acabar con ellos?.

ANNA: La situación qué más se repite y que siempre es delicada, en mi opinión, son las escenas íntimas, susurradas con un fondo insoportable, cuando la relación señal-ruido es mínima. Consejos, pocos: paciencia, y no abusar de los reductores de ruido.

Yo prefiero trabajar al máximo la inteligibilidad, en los susurros es muy importante respetar las oclusivas, procurar que el fondo aunque abundante sea lo más neutro posible (que no tenga ‘hums’, ni sonidos discernibles). A partir de aquí puedo probar algún reductor, pero dejo la versión sin proceso para que en mezclas prueben otras cosas.

LBS: La industria, en la actualidad está absorbiendo una cantidad de producción enorme, destinada a su mayor parte a la plataformas de ‘streaming’. Esto hace que las formas y las normas de actuación dentro los procesos de posproducción de sonido hayan cambiado de alguna forma para adecuarse a los nuevos formatos de reproducción y emisión.

¿De qué manera te a afectado o ha cambiado tu forma de encarar el trabajo dentro del área de edición y montaje de diálogos cuando está destinada a este tipo de producciones?. ¿Debes quizás prestar una mayor atención a las normas técnicas tipo loudness, o a otros factores que quizás en la producción destinada a las salas de cines se enfocan de otra forma?

ANNA: Realmente no lo afronto de maneras muy distintas, siempre intento mantener el diálogo lo más estable posible en términos de dinámica para que sea en mezclas donde decidan y tengan mayor libertad para subir, bajar, alejar, etc.

LBS: Pregunta complicada… ¿Cuál ha sido la secuencia, dentro de una edición y montaje de diálogos, más compleja a la que te has enfrentado en todo este tiempo?.

ANNA: Uff. A la cabeza me vienen muchas, pero la que más resaltaría es una de “Feedback”, en la que la acción pasaba a dos lados de un cristal (pecera de radio y cabina) y al mismo tiempo sonaban sintonías por las megafonías y en el control. El trabajo de bandeo para esa escena fue de chinos. Ambos lados del cristal tenían su propia acción, y la cámara pasaba de un entorno al otro.

Pensaba constantemente como plantearlo para que en mezclas pudieran jugar con ello y no volverse locos.

LBS: ¿Y la construcción del mundo sonoro en el cual hayas intervenido y mejor recuerdo te haya dejado hasta la fecha?.

ANNA: Lo mejor y lo peor van de la mano, recuerdo con mucho cariño la edición de diálogos de “Feedback”, tenía muchos intringulis, y al ser un largo que acontece en un estudio de radio, la voz era un protagonista más, además la ‘VO’ era toda en inglés y fue un reto y toda una experiencia.

‘FEEDBACK’ una película de Jaume Collet-Serra

LBS: Por último Anna. ¿Qué consejo darías a los maravillosos locos que quieran dedicarse al Arte de la creación y tratamiento de sonido para el medio cinematográfico?.

ANNA: Les diría que siempre recuerden que la posprodución de sonido es un trabajo en equipo, que se apoyen en compañeros y les ayuden, que aprendan y enseñen, y por supuesto que vean mucho audiovisual, ficción y no ficción, cine y tele, y se fijen en lo que hacen otros tanto en España como en el mundo.

LBS: Muchas, especiales y sonoras gracias Anna por tu tiempo y toda la suerte en tus próximos proyectos los cuales seguiremos atentamente en labobinasonora.net

ANNA: Muchas gracias a vosotros.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2021 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s