ENTREVISTAMOS, EN EXCLUSIVA, AL MICROFONISTA DANIEL FERNÁNDEZ.

Sonoros saludos a tod@s!!

Hoy en labobinasonora.net tenemos el placer de acercarnos al mundo sonoro que rodea al microfonista Daniel Fernández.

IMG-20220608-WA0003

El operador de microfonía Daniel Fernández

Daniel Fernández va camino de dos largas décadas dentro del especial, imprescindible y difícil (para mi el que mas) oficio y profesión que es la de Microfonista, convirtiéndose a día de hoy en una figura muy respetada dentro de este área de trabajo dentro de la creación y tratamiento de sonido para el medio cinematográfico y audiovisual español desde que comenzase a principio de la década del 2000 su carrera profesional. De hecho, Daniel ha participado, hasta la fecha, en el departamento de sonido de numerosas producciones tan reconocibles como: El Desconocido, El desorden que dejas, La Unidad, Vivir sin permiso, Toro, Las Altas presiones, Smorga, por citar algunos ejemplos de producciones que adornan su carrera.

Agradecemos especialmente a Daniel Fernández todas las facilidades dadas a la bobinasonora.net para hacer posible la realización de esta entrevista.

DANIEL FERNÁNDEZ – IMDB

Comenzamos…

LA_BOBINA_SONORA: Antes de comenzar Daniel, muchas gracias por aceptar la invitación de labobinasonora.net para poder acercarnos a todo lo que rodea a tu mundo sonoro y filosofía de trabajo.

DANIEL_FERNÁNDEZ: Muchas gracias a vosotros por invitarme a participar en este blog de referencia en el universo sonoro, para mi es un honor estar aquí.

LBS: Llevas ya la nada despreciable cifra de dos décadas en este mundo de la creación y tratamiento de sonido para el medio cinematográfico y audiovisual ¿si echas la vista y el oído hacia atrás que balance extraes de tu carrera hasta el momento actual?, ¿ha merecido la pena el camino recorrido hasta el dia de hoy?.

DANI: Me acaba de salir un grupo nuevo de canas con esta pregunta, me cuesta creer que ya hayan pasado 20 años desde que hice mi primera serie como microfonista.

Desde luego el balance es positivo, he conocido a personas muy especiales e importantes para mi, me lo he pasado muy bien y he disfrutado mucho de mi trabajo, además he llegado a trabajar a un buen nivel y en proyectos interesantes sin tener que irme a vivir a Madrid o Barcelona. Para mi es importante haber conseguido crecer como profesional dentro de una industria como la gallega que también ha crecido mucho.

LBS: Vamos a meternos en harina.

¿Cómo surgió tu interés por el ARTE de la creación de sonido para cine, y más concretamente, porqué la selección de la difícil, esencial y todavía algo infravalorada especialidad de -operador de microfonía-?.

DANI: Me gusta el cine desde pequeño pero nunca se me había ocurrido que podía participar en su creación. Entré en el mundo del sonido por la música pero poco después de acabar la escuela me ofrecieron trabajar de microfonista en una serie, me picó la curiosidad y acepté. Es algo difícil de describir pero me gustó mucho desde el primer momento, al acabar el primer día de rodaje tuve muy claro que era eso a lo que me quería dedicar. Con el tiempo aprendí todo lo que el sonido podía aportar a un proyecto audiovisual y mi implicación fue cada vez mayor. 

LBS: Daniel, los tiempos van cambiando rápidamente, pero parece que el operador de microfonía todavía sigue arrastrando el estigma de ser el que provoca mas indiferencia dentro del set.

¿Hemos conseguido aparcar un poco esa indiferencia?, ¿en que ha cambiado el roll del microfonista desde tus inicios hasta el momento actual?.

DANI: Diría que no siento que provoque indiferencia aunque la verdad es que cuando me propusisteis esta entrevista creí que poco podía aportar un microfonista en un sitio donde se publica la opinión de Sonidistas o Mezcladores. Igual somos nosotros mismos los que no nos valoramos como debería.

En mi experiencia, el ‘rol’ ha cambiado bastante a lo largo de los años. Al principio casi no te dejaban entrar al set porque no ibas a hacer más que sombras, meter micro en plano o interrumpir el rodaje, además el sonido directo tampoco importaba mucho, si no estaba bien se doblaba y punto. Durante mucho tiempo los primeros días de un rodaje tenía que demostrar que mi trabajo era importante y que no iba a molestar a nadie. Con el tiempo el sonido directo fue ganando importancia y la función del microfonista empezó a ser más valorada.

LBS: ¿Crees que ya se respeta mas su figura dentro del rodaje?.

DANI: Si, desde luego. Un buen microfonista no sólo consigue un buen sonido sino que también influye mucho en la velocidad y los tiempos de rodaje. Hace mucho tiempo que no supone ningún problema pedir tiempo al primero de dirección para, por ejemplo, retocar un inalámbrico o al ‘gaffer’ pedirle que te ajuste un recorte de luz.

LBS: Como nos contaba en una entrevista otro de los microfonistas de referencia de nuestra industria, como es Oscar Segovia, una de las características básicas para ser microfonista es la de “saber cual es tu sitio en el rodaje y sobre todo en el set”.

¿Cuáles serían para ti, Daniel las condiciones y habilidades principales a trabajar para llegar a ser un buen operador de microfonía?, ¿que características debe poseer un buen microfonista?

DANI: Estoy completamente de acuerdo con Oscar, saber estar en set y relacionarte con el equipo de dirección y fotografía es clave para llegar a ser un buen microfonista. Podría añadir que es necesario cierto grado de intuición y aprender a leer las caras y la entonación de los actores y actrices para saber cuando van a hablar o cuando han terminado. También es importante una buena visión espacial, tienes que poder entrar en el set y sólo con fijarte donde están la luces y la cámara para saber por donde te vas a poder mover antes de coger la pértiga.

LBS: ¿Cuales son las pautas básicas y objetivos que te marcas como norma general en tu trabajo?; ¿o estas van cambiando con las particularidades de cada rodaje y su estilo?.

DANI: Algo que me gusta de mi trabajo es que es exactamente el mismo independientemente del tamaño del proyecto. Ya sea un corto o una gran producción la voz tiene que sonar bien y por eso la preparación es la misma. Cada día estudio los diálogos del día siguiente para saber bien cuando moverme de un personaje a otro. Y los objetivos también son los mismos, que no se repita una toma por fallar en mi trabajo y tener todo el diálogo en eje.

LBS: En los primeros momentos de tu carrera… ¿Cual ha sido la persona hacia la que has tenido siempre un recuerdo especial… la persona que te haya marcado de alguna manera en tus inicios, que te haya ayudado de una manera determinante?.

DANI: He tenido la suerte de encontrar unos buenos compañeros de sonido y amigos casi desde el principio de mi carrera y con los que sigo trabajando a día de hoy. Realmente ellos son los que me han hecho crecer como Sonidista, por un lado está David Machado que es el técnico con el que he trabajado en el 90% de proyectos y del que he aprendido todo lo que el sonido puede aportar a una obra audiovisual tanto a nivel técnico como narrativo. Y por otro lado dos compañeros microfonistas, Iván Ogando y Martiño Méndez, trabajamos mucho juntos en nuestros primeros años y sentíamos la misma pasión por lo que hacíamos, eso nos llevaba a una sana competición por ver quien era más ágil, más estable, estaba más cerca del cuadro y no perdía nunca una frase. Esta competición nos obligaba a superarnos y a llevar nuestras capacidades un poco más allá.

LBS: ¿Que sentiste la primera vez que te enfrentaste a un set de rodaje; ¿cuales fueron tus sensaciones, tus reflexiones y conclusiones a posteriori?.

DANI: Fue una experiencia increíble, la sensación de ser el primer eslabón de una larga cadena de personas que iban a trabajar en base a lo que yo hacía me motivaba mucho. Una cadena donde personas que no se conocen engrandecen el trabajo del anterior hasta llegar al oído del espectador.

Algo que me sigue maravillando hoy día es ver cómo se coordinan y engranan los equipos de rodaje. Cada departamento, cada individuo con una labor específica coordinándose para producir un proyecto que es la suma de muchos talentos. Todo para que luego ese producto audiovisual pase a formar parte, en mayor o menor medida, de nuestra cultura y nuestra historia. Somos parte de la memoria colectiva de nuestro tiempo, cuando alguien quiere repasar como se vivía en cierta época la cultura es una buena fuente de información.

LBS: Cada maestrillo tiene su librillo, y supongo como casi todos los microfonistas o sonidistas que tendrás algún truco o acción dentro del set que te ayude a captar la mejor posición en una toma.

¿Hay alguna, que quieras y puedas compartir con nuestros lectores?..

DANI: No sabría decirte, en mi primer trabajo los tres microfonistas éramos nuevos y el técnico venía de programas de televisión, así que nos tocó aprender a medida que lo hacíamos. Hubo que improvisar, y de hecho yo aprendí cogiendo la pértiga como zurdo y cuando conocí a otros compañeros me daba la sensación de que todos iban al revés. Eso con el tiempo no importó porque hay que saber trabajar hacia los dos lados ya que lo importante es no dar nunca la espalda a cámara.

Un buen consejo sería el de mantener una buena forma física para poder ser ágil y rápido y sobretodo para poder llegar a final de rodaje sin mucho dolor de espalda. En mi caso me ayudó mucho cuando empecé a hacer taichi a la hora de colocar bien la espalda y distribuir el peso por el cuerpo, también para poder caminar con sigilo.

LBS: Es indudable que la empatía y la sincronización entre microfonista y sonidista es uno de los factores mas importantes -quizás para mi el mas importante- para conseguir el éxito en la toma de sonido. En base a esta empatía cada sonidista y microfonista logran ser un solo ente, actuando en sigilo, casi telepáticamente, con gestos, señas entre ambos para hacer frente a decisiones que se producen en mitad de una toma.

¿Como suele ser tu relación con los distintos mezcladores de producción o jefes de sonido con los que has tenido ocasión de trabajar y trabajas actualmente dentro del set de rodaje?; ¿Que protocolo sueles utilizar en tu comunicación con ellos dentro del set?.

DANI: Lo bueno de llevar 17 años trabajando con David es que ya no nos hace falta esa «comunicación telepática» se perfectamente lo que quiere y como lo quiere y la única comunicación que nos hace falta es una especie de código morse a través de micrófono del ‘slate’ para indicarme si estoy lejos o demasiado cerca del cuadro. Nos conocemos desde el año 99 y desee entonces hemos mantenido una relación de amistad por encima de la profesional. Con los otros técnicos que he trabajado, excepto en una ocasión, la relación siempre ha sido muy buena. Es importante que haya una buena relación con el técnico, un rodaje es un trabajo duro y si no es buena puede llegar a convertirse en algo desagradable.

LBS: El microfonista es el 50% del éxito o incluso más, para llevar a buen puerto el sonido de producción. Pero Daniel ya que sois como un equipo indivisible; ¿Puedes tener influencia en la toma de decisiones, tanto en materia técnica, como creativa –selección de microfonía, tomas malas, realización de ´wildtrack etc..-, o mas bien ese es un terreno acotado al jefe de sonido?.

DANI: Desde luego la toma de decisiones corresponde al jefe de sonido porque el tiene toda la información con respecto al proyecto y comunicación con el departamento de postproducción para saber todo lo que se necesita. Pero yo tengo una posición privilegiada dentro del set en el que el técnico sólo tiene oídos y eso me permite poder hacer propuestas sobre si colocar algún micrófono extra o sobre la necesidad de mutear algún sonido o hacer algún ´wildtrack´. Pero mi trabajo se limita a hacer la propuesta, es el jefe quien decide si implementarla o no.

LBS: Esta es cuanto menos complicada… ¿Cuál sería el plano sonoro, o situación sonora, más difícil de captar para un microfonista?.

DANI: La situación más complicada a la que me he enfrentado es rodando en acantilados cerca del mar. Por un lado tienes el ruido del mar que tienes que evitar buscando el correcto posicionamiento del micro y por otro tienes fuertes rachas de viento que no sólo te empujan el ‘Zeppelin’ sino que también se llevan la voz de los personajes.

Luego hay situaciones de muchos personajes separados entre sí o secuencias en las que tienes que esquivar objetos o sombras, decorados con techos bajos, planos secuencia con mucho movimiento o incluso todo esto a la vez que aunque a priori puedan resultar complicadas al final son mucho más satisfactorias. Profesionalmente no hay nada mejor que afrontar una secuencia complicada y que salga a la perfección. Lo fácil ya lo sabemos hacer el reto está en superar las difíciles.

Daniel Fernández junto al Microfonista Martiño Méndez durante el rodaje de la serie ‘El desorden que dejas’.

LBS: ¿Tienes alguna técnica y/o truco particular, en cuanto a la colocación microfónica, que quieras y claro… puedas compartir?.

DANI: Con el Boom no hay mucho truco posible, hay que estar lo más cerca y en eje de la voz que te permitan el plano y la luz. Para ello una buena comunicación con el equipo de fotografía y cámara puede que te ayude a conseguir algunos centímetros extra.

Y con respecto a la colocación de inalámbricos en actores, hay que colocar la cápsula lo más expuesta que se pueda, el cable nunca puede estar tenso y por supuesto usar los ‘concealer’, desde que aparecieron ha sido un antes y un después a la hora de evitar tener roces. Esto no son tanto trucos sino técnica básica en un microfonista, pero la verdad es que para mí es lo que hace falta para obtener un buen sonido.

LBS: Hablemos de la omnipresente tecnología, ¿cuál es el material técnico (microfonía, perchas etc..) preferido o mas utilizado de Daniel Fernández a la hora de trabajar dentro el set?.

DANI: La selección del material es algo que forma parte del trabajo y los gustos del jefe de sonido a mi no me queda otra que trabajar con lo que ellos elijan. La suerte de trabajar con David desde el principio es que he tenido cierta influencia a la hora de escoger el equipo y estoy muy contento y cómodo con el material que tiene. La pértiga, de todas las que he probado me quedo con la ambient, es la más robusta y la que menos comba. De microfonía para boom me gustan los 150 y 185 de Neumann para interiores y el Cs3 de Sanken para exteriores. Y de inalámbricos son muy cómodos por su tamaño los Zmt3 de Zaxcom.

LBS: Se tiene siempre la impresión, y es una realidad obvia, de que el oficio de microfonista es utilizado siempre como un puente o paso previo para dar el salto a la categoría de jefe de sonido en producción. Por ello, creo que se puede estar perdiendo un poco la especialización en este arte dentro de un largo recorrido.

¿Qué opinas sobre ello?…

DANI: Está claro que siempre es bueno y recomendable pasar por el puesto de microfonista y tener algo de experiencia antes de ser jefe, pero, al menos en los que yo conozco, los jefes han sido jefes desde casi el comienzo y los microfonistas nos tomamos nuestra carrera como algo a largo plazo. Realmente son dos puestos muy diferentes con cualidades diferenciadas y al que le gusta uno en concreto intenta dedicarse a ello.

En mi caso tuve claro desde el principio que ésta sería mi carrera, hace muchos años vi un ‘making off’ donde salía un señor de unos 60 años manejando la pértiga como si fuera una extensión de sus manos y pensé que yo también quería jubilarme en mi puesto. Sin embargo, si en un momento dado la vida me invitó a ser microfonista ahora me invita a ser jefe, por necesidades de los estudios «La Panificadora», que es el estudio de David, hace falta que alguien más se encargue de la jefatura de diferentes proyectos y esto supone un nuevo reto que me apetece afrontar. No sé si significa que mi carrera como microfonista se termina, se pausa o será algo que vaya intercalando, ya se verá con el tiempo, me gusta dejarme sorprender.

LBS: Muchos han sido los rodajes en los que has aportado tu ARTE pero… ; ¿Cual ha sido el rodaje que te ha marcado mas, con el que mas has disfrutado?, ¿cual sería el mas complicado?.

DANI: Casualmente coinciden, el rodaje más complicado y el que más he disfrutado ha sido el de «El Desconocido» también ha sido el más satisfactorio. Aún vi la película hace poco en televisión y me sigue pareciendo increíble que todo sea sonido directo. Muchas veces nos reímos al recordar cuando nos ofrecieron la película que pensamos «será un rodaje sencillo, es casi todo dentro de un coche» nada más lejos de la realidad. Fue un proyecto duro e intenso, microfonear a todos los actores, los coches, a los que hablaban por teléfono y que todo sonara bien, sin roces ni fallos de cobertura fue algo realmente complejo, ahí David hizo un encomiable trabajo de diseño y planificación de rodaje.

002

‘El Desconocido’, una película de Dani de la Torre. 

LBS: ¿Podrías contarnos alguna anécdota que te haya sucedido en algún set de rodaje y que recuerdes con especial cariño… o no?…

DANI: Si claro, fue también rodando «El Desconocido» en el que hicimos una secuencia que recuerdo con especial cariño. Era una secuencia complicada con muchos planos, creo recordar que unos 9 o así pero solo quedaba media hora de rodaje y había que hacerla, así que al director Dani de la Torre y al fotógrafo Josu Incháustegui se les ocurrió resolverla en un solo plano. Todavía recuerdo la cara del operador de cámara Oriol Busquets que iba con un Segway y del foquista Jordi Florensa cuando nos contaron el plano, había que hacer seguimiento de un personaje entre coches, furgones y ambulancias aparcadas, con mucha figuración por el medio, el personaje se paraba a hablar primero con un grupo de personas, luego con otro, hacíamos un 360 alrededor de ella para acabar montándose a la carrera en un furgón que salía a toda prisa. Nos cuentan todo esto y nos dicen «no hay tiempo, rodaremos sin ensayar» nos miramos los tres que íbamos a hacer el plano y con media sonrisa en la boca décimos «vamos allá». Justo nos fuimos a encontrar tres a los que nos gustan los retos y las cosas difíciles, la primera toma fue un poco un desastre, yo acabé con un codo incrustado en el foco de una ambulancia, pero a la segunda salió perfecto, justo para el final de jornada. Fue tanta la alegría de haberlo conseguido que nos abrazamos los tres al terminar el plano.

LBS: Antes de terminar Daniel, otra complicada… ¿Cuál es el futuro y los próximos retos que aguardan a la figura del operador de microfonia dentro la industria de sonido para el medio cinematográfico y audiovisual español?.

DANI: Es complicado acertar en como será el futuro. Cuando yo empecé el único sonido válido era el del boom, los inalámbricos o radiomicros siempre se dejaban como último y desaconsejado recurso. Con el tiempo esta tecnología mejoró mucho y ahora siempre se ponen inalámbricos a todo el que hable, hasta el punto en que hay mezcladores que los prefieren al sonido del boom, aunque yo sigo sin estar muy de acuerdo con esto. Incluso ya he oido hablar de compañeros que no hacen pértiga, se han especializando en colocación de los inalámbricos y usan un montón de ‘gadgets’. No se si esto significa que en un futuro las utilidad del boom tenderá a desaparecer y las tareas del microfonista serán otras, desde luego nuestras espaldas lo agradecerían pero se estaría perdiendo una profesión muy bonita que muchos hemos disfrutado y vivido con pasión. Supongo que soy vieja escuela pero me resisto a pensar que esto pueda suceder, yo por mi parte seguiré prefiriendo ver como un micro sobrevuela por encima de los actores.

LBS: Y por último, ¿Que consejo darías a todos los maravillosos «locos» que quieran dedicarse al ARTE de la creación de sonido para el medio cinematográfico y mas concretamente en la especial e importante área que es la de Operador de Microfonía.

DANI: Lo primero que hay que reconocer es que hace falta cierto punto de locura para dedicarse a esto. Desde fuera puede parecer fácil pero la verdad es que es un trabajo duro e intenso y es fundamental que te guste lo que haces y que lo disfrutes, sino es muy difícil que aguantes mucho tiempo en esta industria. Y esto vale para cualquier departamento aparte del de sonido. Si consigues disfrutarlo, llega a ser un trabajo que vives con pasión y la sensación de estar participando de una obra de arte es muy grata. En el caso concreto del microfonista a mi me gusta mucho la idea de estar viendo una película y al escuchar la voz del personaje pensar en que esa voz está recogida por un micrófono que sujetaba una persona. Me gusta saber que en ocasiones esa persona soy yo.

LBS: Mucha y sonoras gracias Daniel por atendernos, y enhorabuena por tu trayectoria, y mucha suerte en tus próximos trabajo.

DANI: Muchas gracias a vosotros por invitarme a este espacio. Y muchas gracias también por la gran labor que hacéis en la divulgación del mundo sonoro y de sus trabajadores y trabajadoras.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2022 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s