ESPECIAL -EL SONIDO EN EL DOCUMENTAL. REALIDAD O FICCIÓN VOL.5-. GERARDO KALMAR (DISEÑADOR DE SONIDO) y XANTI SALVADOR (DISEÑADOR DE SONIDO).

Sonoros saludos a tod@s!!!

“Documental es todo método de registrar en celuloide cualquier aspecto de la realidad interpretado bien por la filmación de hechos o por la reconstrucción veraz y justificable, para apelar a la razón o a la emoción, con el propósito de estimular el deseo y ampliar el conocimiento y la comprensión, y plantear sinceramente problemas y soluciones en el campo de la economía, la cultura y las relaciones humanas”.

Y en los inicios del cine ya podemos ubicar el nacimiento del género documental, eso si limitado solo a la imagen en un primer momento y clasificado posteriormente como documental realista. Esas filmaciones de hechos cotidianos, de situaciones costumbristas que casi de una manera experimental proponían los Hermanos Lumiere, han evolucionado de una manera tan rápida desde sus comienzos hasta nuestros días, que los códigos narrativos sobre los que se asentaba en un principio han cambiado drásticamente, eliminándose ya las barreras (si las hubo alguna vez) entre la realidad y la ficción.

rodaje-1-locoxelcine

El sonido en el documental. Realidad o ficción

Pero me gustaría detenerme un instante en la frase “Bien por la filmación de hechos o por la reconstrucción veraz y justificable…”. Estos términos (reconstrucción veraz y justificable) que ya de por si alimentan un debate que hoy en día todavía está muy latente, sirven para situar el objetivo los especiales que iniciamos hoy en LaBobinaSonora.

Unos objetivos que se centran en recopilar las distintas reflexiones de varios sonidistas y diseñadores de sonido acerca de distintas cuestiones como la construcción de una ficción sonora dentro de la realidad, la manipulación sonora de la audiencia o la modificación o engaño del contrato o marco Audiovisual. Estas son algunas de las cuestiones que surgen y nacen como motivo fundamental de una necesaria reflexión, dentro de un escenario actual, en donde las lineas entre la ficción y la realidad sonora en el documental, han desparecido completamente.

En esta cuarta entrega los Diseñadores de sonido Gerardo Kalmar Y Xanti Salvador son los encargados responder a estas interesantes cuestiones.

Agradecemos especialmente a Gerardo y Xanti su participación en estos especiales.

LABOBINASONORA: ¿Hasta que punto la manipulación sonora de la realidad que rodea al género documental puede ser contraproducente para el mismo género y las intenciones del Director?.

GERARDO KALMAR: Hay varios enfoques sobre cómo encarar el sonido de un documental, puede ir desde el sonido directo casi crudo hasta la minuciosa post producción de cada sonido. Creo que lo principal es que sea aceptado por el espectador como algo verosímil, es decir que haya concordancia entre lo que vemos y escuchamos.

Si la intención del director es ser lo más fiel a esa “realidad filmada”, iremos por ese lado. Siendo muy importante el registro del sonido directo, haremos grabaciones extras en las locaciones como ambientes, sonidos solos de los elementos y todo lo que se necesite para vestir la película.

Por otro lado están los documentales de la vida de los insectos que hace la BBC por ejemplo, donde crean todo ese maravilloso mundo sonoro en post producción y es aceptado porque está utilizado con criterio y se lleva al espectador hasta el punto de aceptación de la propuesta.

XANTI SALVADOR: Por un lado el documental tiene un discurso narrativo cuyo referente inmediato es la realidad y en la ficción no es necesariamente la realidad o un hecho real. Por otro lado, teoricamente creo que todo montaje es en si unamanipulación, bien sea en ficción o de un documental. Diré entonces que la manipulación sonora no será contraproducente para el documental.

LBS: Teniendo en cuenta diversos factores como los el calendario de post-producción, los presupuestos, entre otras muchas variables.

¿Existe dentro del género documental espacio para que la construcción de un mundo sonoro sea tan Inmmersiva o importante como en una película de ficción sin afectar a su narrativa, a la historia en si?.

GERARDO KALMAR: Si el documental lo necesita, hay que encontrarle el tiempo y espacio para hacerlo.

Es importante que los productores entiendan el material que tienen en mano. A éste se le debe asignar el tiempo y el presupuesto que se necesite para su realización, sin importar si el rodaje lo hizo solo el director con una cámara de fotos y un sistema inalámbrico corbatero, porque con esos mismos recursos algunos se lanzan a hacer un documental sobre los ancianos de un asilo en los Alpes Suizos o se lanzan a contar la historia de la construcción artesanal de un barco pesquero, que luego trabaja en el puerto mas importante de China, su salida y pesca en las profundidades del mar y cómo esa pesca luego se vende en el mercado de ese mismo país. De esta manera quiero ejemplificar que no por el hecho de tener un costo bajo en el rodaje este será un reflejo en la post de imagen y sonido.

Respecto del sonido inmersivo, el espectador de hoy en día es uno que ya lleva varios años presenciando películas en por lo menos 5.1, así que de a poco podemos ir jugando mas con el sistema que está fuera de la pantalla.

XANTI SALVADOR: Si lo creo. Importante lo es tanto como en la ficción. En cuanto al espacio y/o la capacidad de profundidad del trabajo todo se deberá a lo que demande la historia, ella es la que manda siempre, diría hasta por encima del director. Las historias adquieren su propia vida!.

LBS: ¿Realizas estrategias diferentes a la hora de afrontar la construcción de un mundo sonoro para un género de no ficción como el documental, con respecto a un género de ficción?:

GERARDO KALMAR: En realidad, no. Las distintas estrategias van a estar dadas por lo que queremos contar, sin importar si es un documental o una ficción, ahí va a estar la complejidad del desarrollo del relato sonoro.

Si es una comedia romántica simple, el registro del sonido directo cubrirá un gran porcentual de lo que son los diálogos y luego ambientes, foley y efectos sin mucha mayor relevancia.

Si hablamos de un documental súper complejo como el que cito en la pregunta anterior, es posible que haya que reconstruir el 80% del sonido dada la complejidad sonora del lugar donde se hizo el registro de imagen, donde no es posible obtener cada sonido por separado.

En un plano general (puerto chino trabajando) tenemos una gran cantidad de sonidos que se dan simultáneamente y todos son captados con un solo micrófono el cual nos da una pista mono con la cual no podemos hacer mucho, pero por lo menos puede llegar a sonar a algo mas o menos parecido a lo que vemos. Luego tenemos los planos mas cerrados, todos captados por el zoom del camarógrafo: el camión que está regulando esperando la carga, plano de la grúa que pone la carga en el camión desde el barco que esta encallado, plano de las botas mojadas de los trabajadores moviendo los cajones de pescados en el interior del camión, la apilada de los cajones, las gaviotas que revolotean buscando algo de comida, etc… Todo ese universo sonoro hay que construirlo.

XANTI SALVADOR: Si en cuanto el enfoque del “entretenimiento”. En el documental queda poco pensamiento para ello normalmente. El concepto que entendemos por calidad del sonido tambien puede ser diferente. En el documental una voz peor grabada  puede ser compensada  por la importancia del testimonio. En la ficción no se acepta tanto, o nada. Dar continuidad al espectador en la historia si es parecido en ambos casos pero con otros códigos de audición.

LBS: ¿Hasta que punto o linea roja podrías llegar a la hora de exponer esas manipulaciones de la realidad al Director?.

GERARDO KALMAR: Hasta el limite de la aceptación del relato audiovisual por parte del espectador.

En el último documental que estoy terminando en estos días sobre el detrás de escena de la primera obra inclusiva de chicos con síndrome de down de Centroamérica, hay un momento donde los chicos están ensayando en una habitación y luego la cámara corta a las madres de los chicos viéndolos a través de un ventanal y se escuchan las voces del ensayo. Hasta ahí algo bastante naturalista para un documental, pero luego todas estas risas y voces comienzan a desaparecer y nos quedamos completamente en silencio viendo los rostros de sus madres admirándolos (supresión total de la banda sonora)… Luego de unos segundos comienza la voz en off de una de las madres contando qué sintió en el momento del nacimiento de su hijo, luego vienen las otras madres contando que les pasó a cada una de ellas en ese momento clave de su vida.

Necesitábamos lograr un clima y decidimos ir por ese lado. Todos los que hasta ahora vieron el documental aceptan naturalmente esta propuesta “antinatural”.

XANTI SALVADOR: No tengo problema en plantearle al director cualquier manipulación de la realidad sonora si lo creo necesario para aportar y mejorar de alguna manera el mensaje o la historia.

LBS: ¿Es posible que las construcciones sonoras que podemos realizar en torno a un documental puedan llegar a ser mas fieles que la propia realidad del momento del rodaje?.

GERARDO KALMAR: Totalmente. Para poder hacer que suene lo mas real posible habrá que post producir mucho.

Esto es porque nuestros oídos y cerebro realizan una función muy compleja en la percepción sonora: Detección, discriminación, identificación, reconocimiento y comprensión. Los micrófonos no hacen nada esto.

Cuando pos-producimos, sobre todo en la mezcla, estamos ayudando a facilitar esta percepción al espectador.

Es por eso que tenemos que tener la mayor cantidad de sonidos por separado, para poder manipularlos a nuestro favor y poder reconstruir esa realidad que nuestros oídos entienden.

XANTI SALVADOR: Si por supuesto, en el caso de que un dia de filmación la imagen capta la realidad o cotidianidad con mucha exactitud, pero tenemos ese día un sonido que no esta habitualmente, nos hace ruido y no nos permite completar esa realidad. Entonces contribuiremos a recrearla para hacer justicia. Tenemos que recordar que un microfono capta mas realidad que la cámara por cada instante. Es decir, capta sonidos procedentes de los 360 grados, con mayor o menor presencia. La cámara discrimina en cada toma y se queda con un pedazo de la realidad (salvo una panoramica de 360º). Esto supone que la imagen y el sonido no esten contando la misma realidad por cada instante. En la ficción esto suele ser un grave problema, en documental no tanto. Pero en post-producción y en documental ocurre que el montador de sonido puede acceder a quitar o incorporar esos sonidos con facilidad lo que la imagen ya es mas difícil modificarla.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2015 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s