AL OTRO LADO: Entrevistamos, en exclusiva, al Diseñador de sonido LEANDRO DE LOREDO.

Sonoros saludos a tod@s!!!

Nuestro protagonista de este episodio de -Al otro lado-, es uno de los Diseñadores de sonido de referencia, e indispensables, dentro del ARTE del sonido para el medio cinematográfico argentino e hispanoamericano, estamos hablando de Leandro de Loredo.

El Diseñador de sonido argentino Leandro de Loredo.

Leandro ha trabajado con Directores de la talla de Lucrecia Martel, Pablo FendrikSebastián BorenszteinPablo Trapero o Francis Ford Coppola, entre otros muchos, poniendo su ARTE en mas de 150 producciones hasta la fecha desde que su conexión con el ARTE de la creación de sonido para el medio cinematográfico se produjese durante sus estudios de Diseño de imagen y sonido en la Universidad de Buenos Aires.

Actualmente Leandro de Loredo continúa desarrollando su carrera profesional en su base de los estudios -Tres Sonido- de Buenos Aires.

Agradecemos especialmente a Leandro la disponibilidad y amabilidad de para hacer posible la realización de esta entrevista.

LEANDRO DE LOREDO – IMdb

Comenzamos…

LABOBINASONORA: Antes de comenzar quisiera agradecerte sonora y especialmente el haber aceptado esta invitación de labobinasonora.net y permitirnos entrar… o colarnos un poco, dentro del mundo sonoro que te rodea.

LEANDRO DE LOREDO: Gracias a ustedes. Soy un lector de -LaBobinaSonora- desde hace tiempo. Me alegra poder participar desde el otro lado.

LBS: Leandro, se viven en estos instantes unos momentos bastantes convulsos dentro del medio cinematográfico argentino que han llevado a un levantamiento masivo del sector en contra de diversas acciones y políticas del gobierno hacia la industria del cine en vuestro país.

Como parte activa e interesada y conocedor que eres de la realidad cinematográfica argentina y de su momento actual, ¿podrías sintetizarnos o explicarnos de alguna forma porque se ha llegado a esta situación y cual sería a tu juicio la solución?

LEANDRO: Son una serie de acontecimientos complejos que llevaría un tiempo considerable describir. Básicamente, a través de diferentes medidas, el poder ejecutivo nacional, viene dejando ver que tiene intenciones de modificar el acceso y la conducción de recursos económicos con que cuenta el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), favoreciendo a grandes corporaciones en la reducción de impuestos, y desfinanciando drásticamente a la producción de cine en nuestro país.

Estas medidas, implicarían consecuencias nefastas para toda nuestra comunidad, empezando por la perdida laboral de miles de personas y asestando un fuerte golpe a la producción cultural argentina. Todo esto a generado un profundo repudio en toda la comunidad audiovisual que se ha visto conmocionada y movilizada en defensa de la actividad que se viene efectuando hasta el momento. Muchos de nosotros, trabajadores y artistas del medio audiovisual, estamos preocupados, indignados, y dispuestos a defender lo que se ha conseguido durante estos años.

Cuál es la solución?. Que el gobierno de un paso atrás con estas políticas que perjudican a la producción cultural en Argentina, y en cambio sea un motor que la haga crecer. Si esto no ocurre, estar atentos para hacer lo que esté a nuestro alcance para que no nos quiten lo que nos pertenece.

Imágenes de la manifestación frente al INCAA y asamblea en el Cine Gaumont:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

LBS: Los comienzos de tu carrera profesional los podemos situar a finales de la década de los 90, principios del 2000, por tanto ya llevas camino de los 20 años en este maravilloso ARTE , acumulando hasta la fecha y a tus espaldas unos casi 150 títulos.

Si echas el oído hacia atrás por un momento y realizas un pequeño acto de reflexión, ¿que balance podrías extraer de tu carrera hasta el día de hoy?.

LEANDRO: Estoy muy contento con lo que me ha tocado profesionalmente. Me considero un privilegiado por poder vivir de hacer lo que me gusta (en mi caso sonido para películas). Es una actividad que disfruto profundamente la mayoría de las veces, y me ha llevado a conocer personas muy queridas.

LBS: Estamos en un OFICIO fundado en la mayoría de las ocasiones en el amor por el cine, por el sonido como arte, que hacen que hayamos elegido este maravilloso arte como nuestro medio de expresión laboral, como forma de vida. Pero también incluso motivada por la relación y el punto de encuentro con otras disciplinas como pueden ser la música, la literatura o el arte, y que han servido para canalizar a este oficio a muchas personas paralelamente al amor o el gusto por el cine

En tu caso Leandro. ¿Cuales fueron las principales motivaciones que te llevaron a elegir la creación de mundos sonoros para cine como tu modo de vida?

LEANDRO: Como muchos sonidistas, mi acercamiento fue a través de la música. Yo hacía rock y música ambient en mi juventud, y me apasionaba la experimentación con sintetizadores, grabaciones, procesadores, etc. Eso me llevó a estudiar la carrera de Diseño de Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires, donde conocí la relación del sonido con el cine y los medios audiovisuales. Desde entonces supe que me quería dedicar a esto y afortunadamente tuve la oportunidad de hacerlo profesionalmente hasta el día de hoy.

LBS. Cursaste estudios de diseño de imagen y sonido en la universidad de Buenos Aires, de la cual eres también y en la actualidad, profesor.

¿Qué recuerdas de tu paso por la institución?. ¿Tenías ya clara en aquella época tu orientación por el sonido para el medio cinematográfico?

LEANDRO: Siempre supe que quería hacer sonido. La música es una expresión que me conmueve profundamente desde chico. En la universidad descubrí la interacción con la imagen, y me resultó cautivante. El aspecto narrativo del sonido lo conocí y empecé a experimentar en la facultad.

En general, ninguno de mis compañeros quería encargarse del sonido en los trabajos prácticos, y en cambio para mí era todo lo que quería hacer, ya que no me interesaba dirigir, o hacer fotografía, etc. Con el tiempo, fui armándome con más equipos de grabación y mayor conocimiento. Todo eso me fue permitiendo tener más experiencia y conocer más gente que filmaba.

Mi paso por la universidad potenció aún más esta inclinación, y me ayudó mucho formándome en los aspectos narrativos audiovisuales, además de vincularme con gente que le interesaba hacer cine.

LBS: La forma en al que se inicia uno dentro del mundo profesional es muy importante, se juntan varios factores como una mezcla de adrenalina contenida por los deseos de aprender, de absorberlo todo y la impaciencia de asumir mas responsabilidades rápidamente que marcan una propia línea de actuación en el futuro.

¿Como fueron tus primeros comienzos o pasos dentro del mundo profesional del sonido para el medio cinematográfico, Leandro?.

LEANDRO: Para mí fue un poco difícil porque vengo de una ciudad pequeña, y no conocía a nadie en Buenos Aires que me pudiera comenzar a contactar. Este primer paso vino a través de un compañero de la facultad que me introdujo con un sonidista llamado Javier Salinas, y a partir de él con Marcelo Gareis, que estaba montando un estudio de sonido para cine y tv en una época donde era mucho más costoso y complicado de lo que es ahora. En ese estudio comencé primero yendo a mirar y aprender, luego trabajar como asistente, y a partir de ahí se fueron dando las cosas.

LBS:¿Recuerdas alguna figura/s importantes que te hayan marcado o ayudado dentro de esos primeros momentos o pasos dentro de la profesión?.

LEANDRO: Creo que en mi carrera he tenido tres grandes maestros que influenciaron mucho mi formación. Marcelo Gareis, con quien compartí la afición por los equipos y la tecnología, y me enseñó mucho en los aspectos técnicos del sonido. Nerio Barberis, que me abrió las puertas a un mundo profesional y narrativo más complejo. Y por último Walter Murch, que resultó una verdadera inspiración en la manera de abordar un proyecto, el compromiso y la dedicación hacia lo que uno hace.

LBS: ¿Que cualidades fundamentales a tu juicio debe desarrollar y poseer alguien que quiera llegar a ser un buen Diseñador de sonido o incluso mas allá un buen profesional del sonido para el medio cinematográfico?.

LEANDRO: Creo que lo más importante es saber escuchar, y no perder de vista que lo más importante es colaborar con la narración. Luego hay un montón de aspectos que tienen que ver con el control de las herramientas, que se aprenden con tiempo y dedicación. En el aspecto profesional pienso que es muy importante el trato con las personas.

LBS: Hablemos de tu filosofía de trabajo, Leandro.

Cada vez que inicias o vas a enfrentarte a un proyecto como Diseñador de Sonido, independientemente del género o estilo de la propia producción. ¿Que objetivos te marcas como fundamentales o esenciales… aquellos que son irrenunciables en cada trabajo que comienzas?.

LEANDRO: Lo que más me importa es identificar qué es lo que se puede hacer desde el sonido para contar mejor esa historia. Por pequeño o grande que sea nuestro aporte, intentar ayudar a que se cuente la historia en el estilo y la forma que nos parezca que más beneficia a la película. Luego el compromiso por hacer lo mejor posible cada vez.

LBS: ¿De que formas comienzas a recolectar ideas sonoras para un proyecto, utilizas algún método particular?, ¿sueles trabajar en una línea temporal, de principio a fin, o mas bien montas alternativamente en diferentes secuencias, sin orden cronológico?.

LEANDRO: Hace tiempo que no trabajo solo, así que mi metodología se ha convertido más en discutir una idea inicial con el director o directora, luego traducirlo en lineamientos a los distintos editores y equipos de grabación, eventualmente encargándome personalmente de algunas secuencias o aspectos particulares que me interesa abordar yo mismo. Técnicamente, la forma más cómoda para comunicarme con los editores es utilizando pistas de notas en Pro-Tools, indicando con Region Groups lo que sea necesario para cada área.

Luego me voy encontrando con todos esos materiales y los intervengo para conseguir lo que nos habíamos planteado originalmente, o bien lo que proponen los distintos colaboradores a través de su trabajo. A partir de ahí es ir encontrando la forma definitiva que toma el material. Un poco como me imagino que será hacer una escultura: sacando lo que sobra y potenciando lo que sirve.

LBS: Realizas labores en diversas áreas de los procesos de posproducción de sonido, así te podemos encontrar como Foley mixer, mezclador de re-grabación y Diseñador de sonido mas habitualmente.

¿Crees mas en la especialización en un área de trabajo específica dentro de los procesos de posproducción (Edición de diálogos, fx, ADR, ambientes, foleys, mezclas etc…), o es mejor dominar todas la áreas para poder tener una fiabilidad mayor a la hora de afrontar cualquier proyecto?.

LEANDRO: En nuestro estudio trabajamos de una manera muy grupal, y si bien cada uno se especializa más en determinada tarea, solemos intercambiarlas y hacer distintas cosas. A veces porque tenemos ganas de explorar cosas nuevas, a veces porque los trabajos en curso lo requieren.

Creo que atravesar diferentes roles ayuda mucho para conocer el potencial de cada especialidad y las dificultades particulares. Pienso que para un Diseñador de Sonido es indispensable cumplir todas esas tareas en algún momento, y para todos los que trabajamos en sonido para cine, es muy valioso poder asistir a una o varias mezclas de proyectos en los que hayamos participado, porque es ahí donde todo termina de ocupar su lugar definitivo en la película y terminamos de entender para qué sirve cada cosa.

LBS: Para mi es una la figuras esenciales, la que posiblemente determine en gran medida el exito de la postproducción, hablo del departamento de sonido directo o sonido en producción.

¿Como es la relación que sueles mantener con ellos?, ¿intentas planificar algunas acciones que te puedan surgir mediante la lectura del guión (grabación de ambientes concretos, particularidades de alguna toma en concreto…) para su utilización en la construcción sonora de la película?.

LEANDRO: Depende mucho de cuándo entre yo o nuestro estudio a colaborar en el proyecto. Hay algunos en que participo desde la escritura del guión, y planificando aspectos del rodaje con el sonidista, en otros nos convocan solamente para la postproducción, de modo que tomo los materiales que me brindan.

Con respecto al sonido en rodaje, encuentro que lo más importante es conformar un equipo que se comprometa y conozca a fondo su tarea. Muchas veces uno puede planificar un montón en los papeles, y luego el rodaje resulta una cosa totalmente distinta, entonces es el sonidista y su equipo son quienes tienen que decidir qué es lo que mejor se puede hacer en esas condiciones.

LBS: Dentro de todas las áreas de trabajo que conforman la creación de un mundo sonoro, y desde la perspectiva del Diseño de sonido existen procesos mas agradable o favoritos de afrontar y otros procesos mas pesados o complejos.

¿Cual es la parte, dentro del montaje y diseño de sonido, en la que te encuentras mas cómodo o disfrutas mas y cual la que mas puedas aborrecer?.

LEANDRO: Jaja! “Aborrecer”! No diría tanto. Pero me resulta frustrante cuando siento que hemos conseguido un buen resultado en una secuencia determinada, y luego llega un nuevo corte de imagen que lo destruye y hay que empezar todo de nuevo. Eso es lo que más me molesta.

Lo que más disfruto es cuando me enfrento a una secuencia en que no tengo idea de qué es lo que terminaremos haciendo, en que en una primera aproximación no está del todo claro cuál será el camino. Primero se produce un vacío, y luego uno comienza a probar cosas y va encontrando el camino. Otras veces tengo ideas trasnochadas, que luego no progresan o no terminan de funcionar, pero cuando eso va apareciendo y siento que la película se completa, es la sensación que más me gusta. Generalmente ocurre en la etapa de edición o premezclas. Grabando Foley también es muy grato comenzar con una secuencia muda, luego verla con la grabación terminada y sentir que ese sonido proviene realmente de esa imagen. Es muy satisfactorio.

LBS: Un diseñador de sonido compañero tuyo, mas concretamente Gerardo Kalmar, mantenía (a una pregunta mía acerca del valor que se le da a la tecnología dentro de los procesos de posproducción de sonido en una producción) lo siguiente:

“Una película no va a sonar mejor porque fue hecha con la última versión de Pro Tools o fue mezclada con la última consola que salió al mercado llena de luces de colores. Lo que importa son las personas que están detrás de esas maquinas. Seguimos tomando como grandes ejemplos películas como Star Wars (1977) y Apocalypsis Now (1979) hechas a finales de los 70′ entonces, realmente importa tener la última versión de todo?.

La tecnología es un arma de doble filo, hay que estar muy atento.

¿Estás de acuerdo?, ¿qué opinas acerca de ello?…, ¿crees que estamos demasiado dependientes de ella y eso nos puede desviar en alguna ocasión de una reflexión mas profunda a la hora de abordar la conceptualización sonora de un proyecto?.

LEANDRO: Colaboramos frecuentemente con Gerardo, y tenemos una visión similar sobre el uso del sonido en las películas. Podría agregar que pienso que en nuestra actividad no se puede contraponer “concepto vs técnica”. Ambos aspectos son indispensables, y sería un error descuidar cualquiera de los dos. Por supuesto, como dice Gerardo, lo que queda en nuestra memoria, generalmente tiene que ver con qué uso se le da al sonido en la película, y eso no tiene tanto que ver con la tecnología, sino con el lugar narrativo que ocupa el sonido. Pero en muchas ocasiones, esto es algo que ya está más o menos definido, y nuestra labor es materializarlo de la mejor manera posible. En este aspecto de “conocimiento y dominio de la herramienta”, creo que es muy importante el rol que juega la tecnología, además de mantenerse actualizado.

LBS: Y sin dejar la tecnología de lado. ¿Cuales son las herramientas (tanto hardware como software) que empleas en tu trabajo diario? y ¿cual sería u último descubrimiento tecnológico que puedas y quieras compartir con nuestros lectores?.

LEANDRO: Uy! Son un montón, claro. Cada uno tiene su utilidad. Creo que uno de los aparatos que cambió nuestro acercamiento a las grabaciones de ambientes y efectos (hace un tiempo ya) han sido los grabadores portátiles económicos y con micrófonos incorporados. El hecho de poder contar siempre con un grabador a mano permite que se produzcan grabaciones de forma mucho más rápida y sin tanta planificación. Por supuesto que seguimos planificando grabaciones para los eventos más importantes, pero estos grabadorcitos permiten una espontaneidad que nos ha servido bastante en muchos proyectos. El modelo no es importante, sino la versatilidad de tenerlo siempre disponible.

Me gustan mucho los auriculares Beyerdynamic DT 770 Pro. Siento que se trasladan mejor a otros monitoreos que la mayoría de los auriculares, y no me cansan tanto cuando los uso por un período de tiempo prolongado. Un par de esos auriculares y una computadora, y puedo editar en cualquier lado.

Izotope RX es indispensable que lo nombre, aunque ya no es una novedad, pero lo usamos muchisimo. Recientemente estuve usando Sound Particles para generar algunos ambientes con movimiento, y me gusta mucho una Reverb que se llama Phoenix de Exponential Audio. Los EQ activos de Izotope Neutron son también algo que estoy usando últimamente en la mezcla final de Diálogos.

Equipo estable del los estudios -Tres Sonido-, Argentina.

LBS: Leandro sueles compaginar labores de montaje, diseño y supervisión de edición y diseño de sonido con la de mezclador de re-grabación en algunas ocasiones.

¿Te sientes mas cómodo realizando a la vez también tareas como mezclador de re-grabación o prefieres que haya una cierta separación entre ellas?, ¿cuáles serían, en tu opinión, los pros y los contras?.

LEANDRO: La mezcla es la instancia en que cada elemento termina de tomar su lugar preciso. Me encanta este proceso, y disfruto mucho de hacerlo yo mismo. Sin embargo, cada mezclador aporta su criterio y forma de resolución para las distintos requerimientos, de modo que pienso que ambas metodologías tienen algo bueno: cuando trabajo con un mezclador externo, me gusta sorprenderme por sus aportes y recibir un planteo distinto que como yo lo resolvería. Eso le aporta una mirada más a la película, que si se sabe administrar resulta algo positivo. Cuando lo hago yo mismo, me gusta aportar mi opinión, y sentir cómo el propio material me afecta para tomar las decisiones. Ambas metodologías son muy disfrutables, pienso que lo que puede resultar decisivo es el tiempo con el que se cuenta. Si hay muy poco tiempo, resulta eficiente separar la tarea entre un responsable del sonido (Diseñador de Sonido, Director de Sonido, Supervisor de Edición) que tiene más presentes los materiales y el resultado buscado, y un Mezclador, que se encargue de ejecutar esas ideas de la mejor manera posible. Dividir las tareas y sumar oídos, te acerca a un mejor resultado en poco tiempo.

LBS: ¿Como sueles abordar las relaciones con ellos (los Directores) cuando estás junto a ellos, en la construcción del mundo sonoro de sus películas?, ¿prefieres un trato mas distante durante los procesos o por el contrario te gusta que participen continuamente y se involucren mas en los procesos?.

LEANDRO: Yo prefiero a los directores que se involucran, que les importa, que tienen ideas. En ocasiones, los directores no saben cómo transmitirlo, pero sí saben lo que quieren generar. Nuestra tarea está en saber traducir esas sensaciones a sonidos y sus transformaciones en el tiempo. Claro que si el director o directora no tiene una idea al respecto, prefiero que me den tiempo para preparar mi propuesta y luego modificar lo que les parezca necesario. Ambos caminos pueden funcionar bien, dependiendo cada caso.

LBS: De entre toda tu extensa filmografía, que no es poca… ¿Que titulo/s recuerdas con un mas cariño por el trabajo sonoro que realizaste en el?.

LEANDRO: Uh. Sería un poco injusto rescatar alguno y otros no… Intento poner algo mío en todos, y siempre hago lo mejor que puedo para cada uno, por lo que siempre me producen cierto cariño.

“Tetro” fue muy importante por la colaboración con el resto del equipo, muchos de los cuales no forman parte de nuestro equipo habitual y hemos quedado amigos desde entonces: Walter Murch, Federico Equerro, Juan Ferro, Francisco Pedemonte. “Tren Paraguay” es un documental que me gusta mucho y me impactó por la claridad de las ideas sonoras que tenía el director Mauricio Rial Banti. Las películas que hicimos junto con Pablo Fendrik, Diego Lerman, y Pablo Trapero siempre son muy demandantes y el sonido participa mucho de la narración. En “Gilda” me gustó mucho interactuar tan intensamente con la música… .Podría hacer otro listado largo de las grabaciones de Foley, pero creo que esas han sido las que más me han marcado, o las que más recuerdo ahora.

Leandro de Loredo como Supervisor de Edición durante la mezcla de “TETRO” de Francis Ford Coppola con Walter Murch y Pete Horner

LBS: ¿Y el Director que mas te ha marcado o que ha demostrado una sensibilidad especial hacia los procesos sonoros en su película o en su concepción de la estética del sonido para cine?.

LEANDRO: Tuve la suerte de trabajar con directores muy distintos, pero en cuya filmografía el sonido ocupa un lugar muy importante. Pablo Fendrik es muy específico de las sensaciones que busca transmitir, muy expresivo. Trapero es muy demandante y siempre quiere que el sonido este diciendo algo, describiendo el lugar, aportando información, es muy inquieto, siempre está sugiriendo qué más se podría escuchar. Lucrecia Martel tiene muchas ideas sobre la utilización del sonido, el lenguaje, la percepción. Es un placer participar de su proceso creativo.

LBS: Muchas y variadas habrán sido las anécdotas que habrás acumulado a lo largo de estos años de profesión ¿Recuerdas alguna con especial cariño y que quieras compartir con nosotros?.

LEANDRO: Recuerdo una que para mí fue especial por el contexto, y por lo que representó como experiencia. Estábamos en la etapa de mezcla de “Tetro” en Napa Valley, en el campo que tiene Francis F. Coppola donde están ubicados sus viñedos, bodega, sala de mezcla y una serie de viviendas, una de las cuales ocupábamos junto a Vicente D’Elía (uno de mis socios en el estudio, Editor de Efectos) y Juan Ferro (Editor de Diálogos).

Habíamos salido a la noche (era muy difícil conseguir un lugar abierto después de las 22 en Napa) y tomado algunas copas en un bar. Yo había olvidado mi bolso en la sala de mezcla, por lo que se me ocurrió pasar por allí a mi retorno. Eran las 2AM y no esperaba encontrar a nadie. Sin embargo, para mi sorpresa, la sala estaba en funcionamiento y lo encuentro dentro a Walter Murch revisando una secuencia. Lo saludé sorprendido y le dije: “Qué hace Walter?! Son las dos de la mañana!” A lo que él me respondió: “No en Polonia!”.

Resulta que estaba esperando encontrarse virtualmente con el encargado de los efectos visuales y pasarle algunas notas con correcciones. Nos reímos un poco por la situación, y luego me mostró unas modificaciones que estaba probando para la mezcla de una de las secuencias. Al rato yo me fui a dormir, y él se quedó esperando reunirse con el técnico polaco. Esa historia muestra un poco el nivel de compromiso con que aborda los proyectos Walter, y lo inmersiva que resultó esa experiencia para nosotros, donde no estaban muy claros los límites entre el trabajo y el asombro.

-Tetro-, una película de Francis Ford Coppola.

LBS: ¿Cuales son los próximos proyectos que aguardan a Leandro de Loredo en un futuro cercano?.

LEANDRO: En este momento estoy mezclando “Una Especie De Familia”, la próxima película de Diego Lerman. Más adelante seguiré con “El Fútbol O Yo” de Marcos Carnevale, y luego posiblemente el diseño sonoro para un video juego de Ubisoft.

LBS: Y para finalizar, Leandro.

¿Que consejo darías a los maravillosos locos que quieran dedicarse al Arte de la creación y tratamiento de sonido para el medio cinematográfico?.

LEANDRO: Personalmente intento abordarlo con mucha dedicación. Creo que la dedicación y el cariño con que uno realiza su actividad se ve plasmado en los resultados, y si no, de cualquier modo le da sentido a la tarea para uno mismo. Si tenés un poco de suerte, otras personas también valorarán y reconocerán ese esfuerzo.

LBS. Muchas gracias por tu tiempo Leandro, ha sido un verdadero lujo para -LaBobinaSonora-, y mucha suerte en tus próximos.

LEANDRO: Muchas gracias por el trabajo de difusión que llevan a cabo con -LaBobina Sonora-. Fue un gusto sumar mi experiencia.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2017 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s