ESPECIAL: El mundo sonoro de “MIMOSAS”, de OLIVER LAXE. Entrevistamos a AMANDA VILLAVIEJA (sonido en producción) y EMILIO GARCÍA RIVAS (diseñador de sonido y mezclador).

Sonoros saludos a tod@s!!!

El especial de esta ocasión aborda el mundo sonoro de ‘Mimosas’, el segundo largometraje del Director Gallego Oliver Laxe tras su aclamado debut en el largometraje con “Todo vosotros sois capitanes” el cual le valió el premio FIPRESCI (premio que otorga la prensa) de la quincena de realizadores del Festival de Cannes.

En su camino ‘Mimosas’ tambien ha logrado numerosos reconocimientos, hasta la fecha, como son: The Golden Pyramid for Best Film, Cairo International Film Festival Prize for Best Actor, Gran premio de la semana de la crítica de Cannes (2016) y el premio especial del jurado y mejor sonido en el Festival Internacional de cine de Sevilla (2016), y ha sido alabada por la crítica y medios especializados de todo el mundo.

‘Mimosas’, de Oliver Laxe

Producida por Zeitun Films, Rouge International y la Prod este ‘western’ espiritual de Laxe nos sitúa (sinopsis oficial) ante una caravana que acompaña a un anciano y moribundo Sheikh a Sijilmasa. Su última voluntad es ser enterrado junto a los suyos, pero la muerte no espera y lo alcanza mientras cruzan las escarpadas cumbres del Atlas marroquí. Los caravaneros, temerosos de la montaña, se niegan a seguir transportando el cadáver. Ahmed y Said, dos buscavidas que viajan con la caravana, dicen conocer el camino a Sijilmasa y se ofrecen a llevar su cuerpo hasta allí. La esposa del Sheikh duda, ¿conocen verdaderamente el camino?. En otro mundo, paralelo y remoto, Shakib es escogido para viajar hasta las montañas donde se encuentra la caravana. Su cometido es claro: tiene que ayudar a los improvisados caravaneros a llegar a su destino. Shakib también duda, es su primera misión.

El mundo sonoro sonoro que rodea a este segundo trabajo de Laxe, ha estado capitaneado por el Diseñado de sonido Emilio García Rivas (Estudios Cinemar Films), y por la sonidista Amanda Villavieja en el sonido en producción; a los que agradecemos especialmente la disponibilidad y facilidades dadas a labobinasonora.net para hacer posible la realización de este especial.

TRAILER

Comenzamos…

AMANDA VILLAVIEJA – SONIDO EN PRODUCCIÓN

LABOBINASONORA: Una producción rodada en 5 semanas, entre las montañas de la Cordillera de los ATLAS marroquíes, en invierno (o finales del invierno, ruego me corrijas), con actores amateurs, y me imagino que también con un esfuerzo físico notable…

¿Ha sido el mayor reto en cuanto a sonido en producción al que te hayas enfrentado en tu carrera, teniendo en cuenta estos factores tan condicionantes?.

AMANDA: Mimosas’ ha sido un reto en cuanto a sonido en producción, también uno de los rodajes más duros físicamente que he hecho, pero a su vez fascinante en cuanto a localizaciones y trabajo con el equipo y los personajes.

Fue un rodaje que nos llevó a lugares recónditos. Las mulas fueron nuestro único modo de transporte para llegar a determinadas localizaciones. El acceso a esos lugares que parecían remotos en el tiempo, como es la cordillera del Atlas, nos recibían con un paisaje sonoro particularmente silencioso.

El rodaje fue a mediados del mes de abril, con lo cual ya no era invierno, pero en esa época del año el frío sigue siendo intenso. Imaginábamos todos cómo hubiera sido realizar el rodaje en pleno mes de enero.

‘Mimosas’ es una de esas películas donde el devenir del equipo en el rodaje es otra aventura en paralelo al de la propia película.

Gran parte de los personajes que aparecen en la película están interpretados por actores no profesionales. No es ésta ninguna dificultad en concreto, pero sí es cierto que algunos diálogos están abiertos a la improvisación y hay que tenerlo en cuenta, así como el hecho de grabar en una lengua que en mi caso desconozco como es el árabe.

LBS: Me imagino y volviendo a tener en cuenta los factores que mencionaba en la pregunta anterior, que la fase de preproducción y producción sonora tiene una importancia aún si cabe mayor (que de por si tiene en todas las producciones) dentro de ‘Mimosas’.

¿Cuáles fueron las principales estrategias y decisiones dentro de la preproducción que has podido seguir y las principales dificultades con las que te has encontrado en ‘MIMOSAS’?, ¿pudiste acudir de alguna forma a las localizaciones para anteponerte a alguna situación/es sonoras en concreto?

AMANDA: Hubo una fase de localizaciones, pero en mi caso, llegué a Marruecos una semana antes del rodaje. Tuve la posibilidad de ir a visitar algunos lugares para anticipar algunas situaciones sonoras y posibles dificultades. Algunos lugares, sin embargo, fueron imposible de localizar. ¡Distaban a muchas horas en la cordillera del Atlas!

Y, como proyecto, ‘Mimosas’, aunque partía de un guión cerrado, también iba a estar abierto al azar, así que algunas localizaciones cambiaron sobre la marcha, así como algunos giros en la historia.

LBS: En una entrevista pude leer una respuesta de Laxe a la pregunta de cómo fue su relación con el Director de fotografía durante los procesos de preproducción y producción, esta decía:

A mí me gusta, sin embargo, que haya cierto caos, mi personalidad es un poco más caótica, de dejar cosas más al azar, de dejar que la película te supere un poco. Era un proyecto bastante loco. Eso genera tensiones. Además, él es un cineasta. Es un fantástico director de fotografía, pero creo que es mejor que se dedique a hacer películas, porque me parece mejor cineasta que director de fotografía.”

¿Qué premisas sonoras te pudo trasladar Oliver Laxe?, ¿es un Director muy comunicativo en materia de decisiones sonoras o es por contra mas reservado?.

AMANDA: El guión de ‘Mimosas’ tenía un imaginario sonoro que jugaba con el ocultar y el desvelar del sonido. Los vientos del Atlas iban a formar parte del paisaje sonoro del lugar. Ellos podían llevarse la palabra consigo. Era un mundo muy atmosférico. Creo que es algo que luego en la mezcla de sonido Emilio García Rivas, montador y mezclador, lleva hacia otro lugar que convierte el paisaje sonoro del viaje en algo más mental, de extrañeza, que imprime a la película una personalidad sonora muy interesante. Eso es lo bueno que tienen las películas, que siguen creciendo cual onda expansiva hasta llegar a la última fase de su realización, que es la del montaje de sonido.

‘Mimosas’ era el primer trabajo que realizaba con Oliver Laxe. Oliver es un director comunicativo en materia de decisiones sonoras y a la vez es una persona reservada. Trabajar con un equipo muy grande a veces no permite que los equipos estén tan en contacto como quisieran porqué la vorágine del rodaje a veces nos supera. Por eso siempre prefiero los equipos pequeños. Empecé a conocer más a Oliver después del rodaje, en las sucesivas fases del montaje, donde intercambiamos muchas ideas respecto al sonido y a la película en general. Ya formamos parte de una familia con la que me siento muy a gusto trabajando.

LBS: ¿Y con el Director de fotografía, Mauro Herce?, ¿como ha sido el trabajo y el entendimiento con el?…

AMANDA: También era la primera vez que trabajaba con Mauro Herce. La relación entre director de fotografía y sonidista siempre trato de que sea lo más fructífera posible. A Mauro, que también es director, le gusta mucho el trabajo del sonido directo y del montaje sonoro. A eso súmale referentes comunes en cuanto al cine que nos interesa y de ahí como con Oliver, surgió una amistad. Santiago Fillol, que fue quien me presentó a Oliver y que trabajó en ‘Mimosas’ como guionista, script y ayudante de dirección, fue quien nos unió.

Oliver, Santiago, Mauro, Cristóbal (montador de imagen) y yo creamos un espacio de discusión común, que se trasladó a todas las etapas: rodaje, montaje de imagen y montaje de sonido. Después tuve la posibilidad de ir a Galicia a los últimos retoques de la mezcla de sonido y poder trabajar con Emilio García Rivas.

Instantánea de  rodaje en los ATLAS.

LBS: Amanda rodar en diferentes localizaciones como las montañas nevadas del Anti-Atlas, el lago Ifni, los valles de Tamalloute… paisajes de gran belleza, pero áridos y duros tiene que haber sido otra gran experiencia sonora, de escucha atenta, para ti como Sonidista, primero:

¿De que manera recuerdas la sonoridad de esos escenarios, espacios, tan impresionantes por los que transcurre la caravana de MIMOSAS?… ¿cuáles fueron tus sensaciones sonoras?.

AMANDA: Las sensaciones sonoras del rodaje de ‘Mimosas’, transitan en paralelo al viaje que la caravana realiza. Quiero decir que, cuanto más nos acercamos a la aridez del paisaje, bellísimo por otra parte de las montañas del Atlas, la naturaleza sonora de los espacios parece ir desapareciendo, para convertirse en una especie de desierto sonoro, sólo muteado en progresión por los cuatro elementos de la naturaleza.

Es difícil captar con un micrófono las sutilezas de esa sonoridad casi mínima de las montañas del Atlas. Apenas si escuchamos pájaros u otros elementos naturales. En cambio, sí están presentes en él el sonido que la caravana imprime en ese paisaje. Hablo del sonido de los pasos de los personajes y de los animales que los acompañan. Pasos que rozan con la aridez de las rocas del paisaje; respiraciones que denotan el esfuerzo del caminar; el rechinar de caballos y mulas; el tropezar de éstas debido a la dificultad del camino. De repente, esos pasos varían en su concepción de plano sonoro y nos ayudan a mostrar lo pequeño del humano dentro de la inmensidad del paisaje.

Cuando la caravana se separa, el paisaje sonoro también se reviste del hueco que ésta deja en el espacio. La caravana la forman entonces sólo cinco personajes. Empieza a aparecer el eco de las voces en el paisaje; voces, sonidos y cantos en la oscuridad. Amplificar la voz de un canto en la oscuridad daba cuenta también del proceso interior de esos personajes. Y como toda progresión aventurera, llegar al ímpetu sonoro de las gargantas también tiene en el sonido ambiente un elemento expresivo. Y de ahí al uso de la música en la película, que funciona como roturas que nos trasladan a otro estado.

LBS: Y en segundo lugar, pensado en el montaje de sonido y en papel que juegan narrativamente los fondos sonoros “esotéricos” que emanan de la Cordillera de los ATLAS y que acompañan constantemente a la caravana en su trayecto.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación de Wildtracks de ambientes?, ¿Has podido tener el tiempo necesario, en un rodaje tan comprimido, de captar esas sonoridades tan importantes en el montaje?.

AMANDA: Pues nunca, en ningún rodaje tengo el tiempo necesario de grabar todos los ambientes que desearía. Y además en el caso del rodaje de ‘Mimosas’ eso era aún más complicado porqué íbamos dejando atrás cada una de esas localizaciones, a las cuales ya sería imposible regresar. Algunos de esos lugares sólo tenían acceso a pie o en mula. En todo rodaje, hay elementos sonoros y visuales que se nos escapan si no los hemos grabado justo cuando acontecen. Por eso es interesante que todo el equipo, en medio de la grabación de una secuencia, sepa detectar un momento sonoro interesante, para poder hacer silencio y permitir que éste pueda ser grabado.

Siempre recuerdo un momento del rodaje en que, ya finalizada la jornada, pues la luz ya no era suficiente para poder grabar, quise registrar un ‘wildtrack’ del sonido de los caballos de los bandidos que aparecen en la película. Todo el equipo está en silencio. A lo lejos, y en ese momento en que todo cesa, todo el mundo, casi en semioscuridad, escucha perfectamente la llegada del jinete hasta primer término. El caballo inunda todo de polvo a nuestro alrededor. De repente, el registro de ese ‘wildtrack’ había creado una imagen, que aunque no pudo ser filmada, creo que permanecerá guardada en el recuerdo de todo el equipo.

Uno de las localizaciones, en los atlas, con el equipo en segundo término.

LBS: Si hablamos del equipamiento técnico que has utilizado en el rodaje este, me imagino, estaría sujeto en parte a las condiciones del propio entorno (orografía, temperatura, etc…).

¿Qué equipamiento técnico (grabadores, perchas, micros..) has utilizado para hacer frente a este exigente rodaje?, ¿Has optado por algún equipamiento especial?.

AMANDA: El equipo usado es el mismo que normalmente utilizo. Es decir, un micrófono direccional Neumann AK50 y en ocasiones puntuales un Neumann KMR-81. En cuanto a la grabación de atmósferas éstas fueron registradas con una pareja M/S, también de Neumann.

Fuimos un equipo de dos personas, Jamal Quandil el microfonista y yo. No nos conocíamos antes y espero volver a trabajar con él muy pronto.

Los paisajes de la cordillera del Atlas son áridos por lo tanto no tuve ningún problema de humedad con los micrófonos de condensador y tampoco con los inalámbricos (equipos Wisycom con cápsulas DPA).

Un rodaje como éste no permitía usar un carro de sonido, así que mi Sound Devices 788T iba dentro una maleta Pelicase que permitía protegerlo del terreno, en muchos casos arenoso o pedregoso.

LBS: ¿Cuál ha sido el plano o los planos mas difíciles de componer sonoramente en MIMOSAS?.

AMANDA: A nivel de captación de sonido directo, los planos o secuencias más difíciles de componer fueron dos: la primera aquella en que Shakib, Ahmed, Said y el resto de compañeros llegan a las gargantas. Imagínate un río con un caudal muy fuerte y ruidoso. Gracias al uso de un micrófono de cañón y trabajando con inalámbricos, traté de rescatar la voz entre ese fondo con una señal de ruido muy grande.

Otro momento, difícil también fue la secuencia en que Shakib, elegido para viajar al otro nivel, cuenta al resto de los asistentes su historia. En el momento del rodaje de esa secuencia fue imposible parar todas las máquinas que estaban trabajando en el lugar (se trata de una zona industrial donde están la mayoría de las chatarrerías de Ouarzazate). El fondo de las máquinas era cambiante en todas las tomas. La voz estaba ahí, pero luchaba con el fondo. Acabada la grabación de los planos, me dispuse a grabar ambientes de ese fondo sonoro, tratando de conseguir todas las variables de máquinas que habían sonado durante las horas que duró el rodaje. Inevitablemente, había que jugar con esos ambientes. Es decir, iban a incorporarse definitivamente a la mezcla final. Debo decir que nunca quiero rendirme en cuanto a pensar que una secuencia puede ser doblada a posteriori. Pero sí hay una secuencia doblada enteramente. Es el momento, en el interior de un taxi en que Hassan el cónsul le dice a Shakib que es él quien debe cuidar a Ahmed. En la realidad del rodaje estábamos en el interior de un antiguo taxi, de ruido inconmensurable. Oliver, imaginaba sonoramente esa secuencia como si el taxi fuera una especie de nave que te trasladara a un no tiempo. Es decir, que no le interesaba que escucháramos el motor de un coche. Quería las voces limpias, sin ningún tipo de fondo y eso iba a ser imposible en la captación del directo. De ahí se trabaja, ya finalizada la película y en un momento del montaje de imagen más avanzado, la grabación de ADR’s.

LBS: Por último Amanda, ¿qué balances extraes, como Sonidista, de este maravilloso y duro viaje dentro de la caravana del rodaje de ‘MIMOSAS’?.

AMANDA: De todo ello extraigo una hermosa película que es una aventura en toda regla. Conocer a Oliver y a Mauro, conocer a Shakib, Ahmed y a Said, los tres protagonistas. Y me llevo unos paisajes increíbles, a los que siempre me darían ganas de volver.

Un rodaje se parece bastante a la travesía de la caravana de Mimosas’. Es un camino fascinante, salpicado de dificultades, tratando todos de llegar a Sijilmasa..

EMILIO GARCÍA RIVAS – DISEÑO DE SONIDO

LABOBINASONORA: Antes de comenzar agradecerte especialmente tu participación en este especial, Emilio y enhorabuena también por tu trabajo y del resto de tu equipo. Un especial que aborda el segundo largometraje de Oliver Laxe tras su también premiada y alabada “Todos vosotros sois capitains” (2010).

EMILIO GARCÍA: Gracias a ti por tu labor y por dedicarle este especial al mundo sonoro ‘Mimosas’.

LBS: ¿Quiénes han formado parte del departamento de sonido, en la fase de posproducción de ‘Mimosas’?.

EMILIO: En la postproducción hemos trabajado Sergio González y un servidor en la edición, adrs, montaje y mezcla. Los ADRs registrados en Marruecos los grabó Yassine y el Arte de Foley fue creado y registrado por Julien Naudin y Patrick Ghislain en Francia.

Oliver Laxe (centro), junto a Sergio González (izqd) y Emilio García Rivas (drch)

LBS: Podríamos trazar un perfil de Oliver Laxe, como Director, sobre los pilares de una capacidad de búsqueda incansable, de un inconformismo continuo y de su capacidad de romper reglas y esquemas, fuera de la ortodoxia cinematográfica.

Desde tu punto de vista y basándote en la experiencia de tu trabajo junto al propio Director: ¿Cómo afrontó Oliver Laxe estos procesos de posproducción de sonido?, ¿podemos decir que igual que su forma y estilo de abordar el rodaje; o por contra ya tenía muy claras las ideas sobre el sonido que quería para ‘MIMOSAS’ al comenzar estos procesos de posproducción?

EMILIO: Teníamos algunas cosas bastante claras a raíz de las primeras conversaciones. Otras surgieron durante el propio trabajo, haciendo distintas propuestas y buscando el camino más adecuado para la película. En todo momento Oliver fue muy receptivo a nuestras propuestas y a la experimentación, tanto en el montaje como en la mezcla.

LBS: Emilio, ¿cómo se produjeron los primeros encuentros con Laxe dentro de los procesos iniciales de posproducción? y ¿cuáles podríamos decir que fueron las principales premisas sonoras o líneas maestras que te trasladó, el Director, al comienzo de los procesos?.

EMILIO: Lo cierto es que, como Oliver se encontraba a medio camino entre Marruecos y Cataluña, nuestras primeras reuniones sobre la postproducción de sonido fueron por Skype donde empezamos a hablar sobre sensaciones y las emociones del film. Le planteé a Oliver que nos dejara hacer una propuesta narrativa antes de que él nos comunicara sus intenciones concretas para con el sonido. Mantuvimos unas cuantas reuniones hablando del enfoque sonoro en un plano formal, los distintos mundos, el viaje y como reforzar a nivel sonoro todos estos elementos. Una de las cosas que desde un principio queríamos era reforzar la intensidad del camino, la lucha de los viajeros contra los elementos y ayudar a diferenciar los espacios o “mundos” en los que transcurre la historia.

LBS: ¿Cuáles serían, para ti, los principales o elementos sonoros más relevantes que nos podremos encontrar dentro del diseño que has creado para su mundo sonoro?.

EMILIO: Lo más importante es que tenemos dos planos de realidad.

Tenemos el plano de la caravana, en el cual jugamos con un mundo sonoro en el que nos encontramos con los cuatro elementos de la naturaleza (tierra, aire, fuego y agua) contra los que tienen que luchar para llegar y o enfrentarse a su destino. Trabajado de una forma más envolvente y con mucha espacialidad en el 5.1.

En el otro plano, por contraposición, nos encontramos con un mundo dominado por el ruido, el bullicio y las máquinas. Está trabajado más frontal, pegándolo a la pantalla con una presencia dominante en el LCR.

Hay ciertas secuencias que viajan entre los dos planos y que tienen un tratamiento especial. En concreto te comento dos:

El viaje en el coche/lanzadera, Oliver siempre tuvo claro que quería que este coche no estuviera pegado a la tierra, que fuera un portal entre ambas realidades. Esta secuencia fue doblada y pudimos tratarla como si viajaran en una nave espacial.

Otro momento está al final del film, cuando Shakib y Ahmed llegan a la Kasbah donde están los ladrones y Ahmed afronta su destino. Por primera vez escuchamos ambientes con vida animal. Después de un plano cabalgando a lomos de ese caballo/lanzadera dominado por la ausencia de ambiente empezamos a escuchar por primera vez en todo el metraje un ambiente plagado de pájaros.

LBS: Hablemos de la edición y montaje de diálogos Emilio.

Los factores climatológicos y geográficos condicionaron en gran parte el desarrollo del rodaje, además de otras circunstancias que afectaron al tiempo para rodar y por extensión a la forma y planteamiento de rodaje.

¿Qué tipo y calidad de material recepcionaste de sonido en producción?, ¿cuáles fueron los principales problemas o partes en las que tuvisteis que prestar especial atención, si las hubiere?.

EMILIO: El sonido directo que nos llegó estaba muy bien. Nos consta que el rodaje fue duro y difícil de controlar para sonido, que siempre es el primero que se resiente en condiciones adversas, pero Amanda hizo un trabajo impecable.

Una de las secuencias más complicadas fue el reparto de taxis en la ciudad, con un entorno y figuración incontrolables. En el resto de la película juega a favor lo silencioso del entorno pero en contra la superficie por la que caminaban los actores y animales. Esto que podría haber sido un caos llegó con una calidad genial y nos permitió llevar el sonido donde quisimos en cada secuencia. De otra forma hubiera sido un quebradero de cabeza.

También recibimos muchos ambientes y recursos que nos vinieron estupendos. Muchos de ellos fueron registrados en MS pero como el equilibrio de los ambientes en esta obra era muy delicado optamos por no usarlos como tal para no descompensar el plano sonoro de estos en la reducción, para mi, uno de los grandes problemas a la hora de jugar con las fases.

Te cuento dos ejemplos distintos que resolvimos con la misma herramienta: Los ruidos de la ciudad, problema del directo, y los grillos de las secuencias nocturnas, que no eran un problema pero por una decisión narrativa no queríamos que sonasen. Ambos los resolvimos gracias al ‘RX5’ del que estamos enamorados, sin duda herramienta fundamental en la edición de diálogos hoy en día.

LBS: En una entrevista realizada a Oliver Laxe por el estreno de MIMOSAS, este reflexionaba acerca de la imagen y su capacidad transformadora: “Creo que las imágenes transforman el alma, la acarician, le hacen cosquillas, la agitan, la pellizcan… en fin, hay algo que sucede. Y creo que eso que sucede tiene que ver con la geometría de las imágenes; que hay una manera de hacer imágenes que hace que vibren.”

¿En concreto y en que medida crees, que el tejido o manto sonoro que subyace como fondo de los espacios naturales por los cuales atraviesa la caravana ha contribuido de manera intencionada, quizás subliminalmente, a agitar narrativamente o ejercer algún tipo de poder transformador en la propia imagen y dotarla de un mayor poder esotérico en el viaje de la caravana?.

EMILIO: Totalmente. Considero que lógicamente, en una obra audiovisual el sonido narra y ayuda a crear espacios, darle profundidad a la imagen y acercar al espectador a las emociones de los personajes.

En la secuencia posterior al entierro de Said, Ahmed deambula por un páramo y el ambiente se desarrolla al igual que el personaje ante la mirada del espectador. Creo que este es un momento muy bello de la película en el cual una sutil evolución del ambiente ayuda al espectador a acercarse a los sentimientos del personaje en ese momento.

Realmente esto ocurre cuando ya no hay caravana pero se podrían encontrar más ejemplos similares a lo largo del viaje.

LBS: Emilio, ¿que se ha quedado fuera del mundo sonoro de MIMOSAS que te hubiese gustado incluir o experimentar mas desde el montaje y diseño de sonido?.

EMILIO: Hubo distintas propuestas que se quedaron fuera, pero creo que todas las acertadas son las que están en la película. No recuerdo ninguna que me diera lastima que se quedara fuera la verdad.

LBS: En el apartado de Foley, nos encontramos con la aportación de uno de los duetos mas prestigiosos en Europa como son Julien Nadin y Patrick Gishlain.

¿Cuál ha sido la influencia narrativa y los objetivos de los procesos de Foley en MIMOSAS?, ¿les has pedido algún sonido especial en alguna escena o secuencia en concreto?.

EMILIO: El Foley siempre es importante y en películas como ‘Mimosas’ un buen Foley es fundamental. Ha sido un placer contar con Julien y Patrick en los procesos de posproducción de ‘Mimosas’.

Narrativamente era importante reforzar todos los sonidos de la caravana a través del Atlas para remarcar la dureza del camino, era algo que teníamos claro desde el principio y que sin su trabajo no funcionaría.

Fueron pocas las anotaciones que les mandamos: algunos fuera de campo que podían ser dudosos y la secuencia del tiroteo en las gargantas porque teníamos una idea muy concreta de lo que queríamos que sucediera fuera de cuadro.

LBS: Querría detenerme en tres momentos sonoros que para mi representan ese poder esotérico y místico que ejerce en varios momentos la construcción sonora de ‘MIMOSAS’.

Una sería la secuencia del ataque de los bandidos con el juego plano-contraplano y el punto de escucha que sitúa al espectador como un invitado junto a Ahmed y Shakib que presencian el ataque en la lejanía.

Otra sería el plano de said rezando, en el que en un momento dado el sonido se corta (mas concretamente cuando levanta el dedo).

Y por último la secuencia a caballo con Sakib y Ahmed, en el que el silencio a mi modo ver es el gran sonido, que la dota de una gran fuerza.

¿Qué recuerdas del diseño sonoro de cada una de estas tres momentos?

EMILIO: Efectivamente, son tres momentazos y recuerdo que nos dieron guerra, jejeje.

Son las tres secuencias que dejamos más abiertas en montaje para poder profundizar en ellas en la mezcla porque sabíamos que tenían mucho peso. Les dimos muchas vueltas hasta que encontramos el camino. El trabajo mano a mano con Oliver en estas secuencias fue intenso y fructífero, creo que fue un proceso de creación muy bonito.

Sobre todo los dos últimos, momentos en los que en mezclas empiezas a vaciar la secuencia y ves como todo cobra sentido. Sin duda un claro ejemplo de la fuerza del silencio.

LBS: Y para ti, particularmente, ¿cuál sería tu momento sonoro favorito dentro del mundo sonoro de ‘MIMOSAS’?.

EMILIO: Cualquiera de los tres anteriores me gustan mucho pero puede que mi favorito sea el momento en el que el cadáver del Sheikh se pierde entre las gargantas y pasamos a una realidad distorsionada de nubes e imágenes abstractas.

No teníamos muy claro como afrontarlo en los primeros visionados y en el montaje nos pusimos a experimentar hasta que llegamos a ese sonido distorsionado. Como anécdota contarte que lo que escuchamos en todo este fragmento es el rezo de unas personas en una mezquita con distintos grados de procesado. Queríamos agitar la secuencia y creo que funciona, se pega con la imagen y camina.

LBS: Pasemos a la parte de las mezclas, Emilio, en la que ejerciste también el rol de mezclador  de re-grabación.

¿Dónde se realizaron y cuanto duraron los procesos de mezcla final?.

EMILIO: Tanto la labor de montaje como la de mezcla la realizamos en ‘Cinemar Films’, estudio en el que trabajo desde hace un par de años. Es un lujo disponer de unas instalaciones como las que tenemos para poder abordar la posproducción de sonido de una película.

A las mezclas les dedicamos dos semanas íntegras. Aprovechamos un viaje que tenía programado Oliver para distanciarnos un poco del trabajo realizado y volver más tarde a dedicarle un par de días más para cerrar definitivamente la mezcla.

LBS: Una de las ventajas que priori puede presentar para un diseñador de sonido encargarse también de la mezcla final de re-grabación es la de anteponerse a las mismas desde el propio montaje de sonido, planificando ciertas acciones o planteamientos que de otra manera tendrían que afrontarse desde la misma etapa final de mezclas.

¿En el caso de MIMOSAS ha sido así?, ¿has podido ir adelantando algunos aspectos creativos o técnicos a la etapa de mezclas?.

EMILIO: Llevo muchos años trabajando mano a mano con Sergio González y los procesos de edición y montaje siempre los hacemos sabiendo como queremos que suenen una vez mezclados. Eso nos facilita mucho el trabajo porque los dos sabemos lo que queremos y no trabajamos en vano. Trabajamos pensando en la mezcla desde el comienzo de la edición de diálogos, pero procuramos montar siempre más elementos de los que al final suenan para tener un plan B. Siempre hay algo que tienes muy claro como quieres que suene pero cuando lo escuchas dentro de la totalidad de la obra no acaba de convencerte y necesitas estar cubierto con alternativas ya trabajadas.

LBS: ¿Cuáles son los aspectos y objetivos creativos que más destacarías dentro de los procesos de mezclas de ‘MIMOSAS’?.

EMILIO: Para mi hay dos objetivos fundamentales: ayudar al director a narrar su historia y conseguir que la imagen y el sonido caminen juntos.

LBS: Por último Emilio, ¿Qué balance extraes de tu participación en la creación del mundo sonoro de MIMOSAS?.

EMILIO: En la mezcla stereo en el centro, en la 5.1 canal central con un poco de divergencia, jajaja.

Ahora en serio, ha sido un experiencia gratificante trabajar con Oliver y poder experimentar con un film tan rico en matices y en posibilidades creativas.

LBS: Muchas y sonoras gracias Emilio por tu participación y mucha suerte para tus próximos proyectos.

EMILIO: Gracias a ti por valorar nuestro trabajo y dedicarnos este especial.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2017 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s