EL MUNDO SONORO de -EL MINISTERIO DEL TIEMPO-. Entrevistamos a su Diseñador de sonido ALEJANDRO LÓPEZ.

Sonoros saludos a tod@s!!!

Hoy tiene lugar uno de los estrenos mas esperados de la temporada televisiva en lo relativo a series de ficción de producción nacional. Se trata del -El Ministerio del Tiempo-, serie producida por RTVE y dirigida por Marc Vigil, Abigail Schaaff y Jorge Dorado.

El Diseñador de sonido Alejandro López.

El Diseñador de sonido de -El Ministerio del tiempo- Alejandro López.

-El Ministerio del tiempo- está compuesta en esta primera temporada por 8 capítulos y según la sinopsis oficial:

El Ministerio del Tiempo es una institución gubernamental autónoma y secreta que depende directamente de Presidencia de Gobierno. Como en los EEUU se guardan los secretos y la llave para un posible ataque nuclear de presidente a presidente, lo mismo pasa con nuestro Ministerio: sólo reyes, presidentes y un número exclusivo de personas saben de él. 

El paso hacia otras épocas se realiza a través de puertas vigiladas por las Patrullas del Ministerio. Su objetivo: detectar e impedir que cualquier intruso del pasado llegue a nuestro presente -o viceversa- con el fin de utilizar la Historia para su beneficio. Para ello las Patrullas tendrán que  viajar al pasado y evitar que lo logren.

Y con tan sugerente trama, navegando entre los ríos de la realidad y la ciencia-ficción, es casi obligatorio acercarnos un poco a los pormenores del la construcción de su mundo sonoro. Un mundo sonoro que navega entre distintos decorados sonoros de época y actuales, alimentándose de esa poderosa herramienta que es el fuera de campo, en su versión tanto activa como pasiva. Y tambien del diseño de múltiples códigos sonoros narrativos, tales como las abstracciones o los Fx de transición, que sirven de puente entre la sonoridad de la vida real sonora y su ficción histórica.

Para conocer un poco mas acerca del mundo sonoro de -El ministerio del tiempo- hemos entrevistado a su Diseñador de sonido, Alejandro Lópezal cual agradecemos especialmente la disponibilidad para la realización de esta entrevista.

LABOBINASONORA: -El ministerio del tiempo- a lo largo de los 8 episodios que componen su temporada de debut, conjuga en su trama diversas épocas históricas, a través de las cuales los distintos personajes que forman este peculiar “ministerio” transitan sobre lo que parece una linea temporal, con el objetivo y misión de proteger la historia tal y como la conocemos.

Alejandro, leyendo tan interesante trama, y teniendo en cuenta la puesta en escena de la Historia. ¿Que nos ofrece el mundo sonoro del Ministerio del tiempo?.

ALEJANDRO LÓPEZ: La serie se basa en la peripecia de Amelia, Julian y Alonso, que son captados para trabajar para un ministerio secreto del gobierno donde les encomiendan una serie de misiones en diferentes épocas para preservar la historia tal y como la conocemos, evitando que nadie la cambie en su propio beneficio.

Esto nos da mucho juego a la hora de construir los escenarios sonoros e intentamos sumergir al espectador en ese mundo en el que se mezcla la historia de España con la vida de nuestros protagonistas, la sonoridad del pasado con el presente, el drama con el humor, la realidad con la ficción.

Los tres personajes protagonistas de -El ministerio del tiempo-

Los tres personajes protagonistas de -El ministerio del tiempo-

LBS: ¿Quiénes han integrado el departamento de sonido de -El Ministerio del tiempo- y en que áreas de trabajo?.

ALEJANDRO: En cuanto a sonido directo, Sergio Bürmann ha estado implicado en el proyecto desde la fase de pre-producción, definiendo la estrategia a seguir, esto siempre es una garantía para cualquier proyecto.

A lo largo de los 8 capítulos de la serie, en el rodaje ha habido dos equipos diferentes, el del propio Sergio Bürmann (con los microfonistas Tamara Arévalo, Oscar Segovia y Coque) y el de Jaime Barros (con los microfonistas Daniel González y Alberto García Altez).

Tenemos que estar agradecidos de trabajar con profesionales con una experiencia como la suya, ellos son los héroes que se encargan de captar el sonido que supone la columna vertebral de nuestro montaje, a veces trabajando en condiciones muy duras que no siempre son las más propicias ya que hay algunas localizaciones complicadas por diversos motivos, y aún así consiguen moverse en el rodaje como auténticos “ninjas” para traernos el mejor material posible. Hemos tenido que dedicar muy pocas jornadas a grabación de Adr, lo cual es de agradecer ya que los tiempos que manejamos en la post-producción de sonido de ficción para tv es mucho menor que cuando trabajamos para cine.

En la fase de post-producción, el equipo lo formamos Pelayo Gutiérrez (Supervisor), Paloma Huelín (Ayudante de montaje de sonido), Ana Belén Martín (Coordinadora) y un servidor como montador de sonido y Foley artist.

En algunos capítulos se han involucrado, como refuerzo, algunos compañeros como Sergio Testón (Editor de diálogos y foley mixer), Miguel Huete (Editor de diálogos) y Francesco Lucarelli (Editor de diálogos). Es un lujo formar parte de un equipo así.

LBS: Una de las primeras cuestiones relevantes que plantea en este tipo de trama afecta a la construcción de los de los distintos decorados sonoros de época. Al tener estos un contexto historico en su desarrollo.

¿Realizaste algún tipo de estudio previo, a modo de pre-producción, de los distintos tipos de sonoridades o particularidades que plantean cada una de las épocas de cara al montaje y diseño de sonido?

ALEJANDRO: Sí, cuando recibimos los guiones lo primero que hacemos es analizar qué secuencias pueden implicar dificultades en cuanto a sonido directo y cuáles pueden presentar alguna peculiaridad sonora, bien por el contexto histórico o por localización. Después intentamos aportar todos los elementos sonoros narrativos que estén a nuestro alcance para reforzar lo que se plantea en el guión. El sonido -fuera de campo- era nuestra mejor arma para eso, también lo más difícil de desarrollar, por ello es inevitable sentir frustración muchas veces al no tener suficiente tiempo como para sacar más partido en ese aspecto.

Dentro de unos meses, probablemente caminando por la calle, escucharemos algún sonido puntual y nos daremos cuenta de que tan sólo con él podríamos haber “contado” mejor aquel espacio que con las cuatro o cinco capas de ambientes que hemos montado. Como siempre dice Pelayo Gutiérrez, esta profesión es infinita, uno no deja de aprender nunca y eso es lo que la hace tan estimulante.

LBS: ¿Cual es el grado de importancia o peso para ti de la construcción de los distintos decorados sonoros (por el contexto histórico) dentro de la historia del montaje de sonido?.

ALEJANDRO: Es muy importante. Tenemos la suerte de que nuestro campo de acción no está delimitado por la imagen y tenemos que aspirar siempre a enriquecerla con nuestro trabajo, por supuesto siempre con humildad y sabiendo que estamos al servicio del guión. una de las frases más gratificantes que puede escuchar un montador de sonido de un director es “ahora me creo esta secuencia/localización”.

LBS: ¿Habéis tenido que realizar demasiados procesos de Adr, ya sea por situaciones adversas del rodaje o para mejorar el “Acting” de los actores?

ALEJANDRO: Hemos tenido que grabar Adr en muy pocas ocasiones. Con el escaso tiempo que disponemos para cada capítulo, sólo lo hacemos cuando la inteligibilidad está realmente comprometida, como alguna secuencia en exteriores extremadamente ruidosos (viento fuerte, tráfico intenso, etc). Nuestro objetivo al grabar Adr siempre es que pase desapercibido, así que no desvelaría en qué secuencias hemos tenido que hacerlo. Respecto a mejorar el “Acting”, en este proyecto no nos hemos visto en esa situación.

LBS: ¿cuales han sido las principales complejidades que te has encontrado a la hora de vertebrar y estructurar el mundo sonoro de -el ministerio del tiempo-?.

ALEJANDRO: Aunque se trata de un producto para tv, es una serie ambiciosa que conlleva más dificultad que una Sitcom o una serie convencional.

Trabajamos en 5.1, cada capítulo dura 70 minutos e introduce nuevos espacios sonoros de distintas épocas, que siempre suponen un reto. Así que, aunque suene paradójico, para nosotros uno de los mayores problemas de -El Ministerio del tiempo- es precisamente el tiempo o, mejor dicho, la escasez de tiempo. Por lo tanto, la mayor complejidad es asumir nuestras limitaciones y gestionar ese tiempo para, en base a él, en primer lugar analizar los problemas de sonido directo que tiene cada capítulo, solucionarlos para conseguir una buena banda de diálogos y a continuación añadir los efectos sonoros que consideramos indispensables y la música. Una vez hecho eso dedicamos el resto del tiempo a enriquecer el montaje y hacer la mezcla con el director.

LBS: Hablamos de los códigos sonoros narrativos que rodean a la serie casi. Flashbacks, abstracciones, silencios, sonoridades y atmósferas que conjugan el presente y pasado, la realidad sonora vs la fantasia.

¿Ha sido complicado gestionar todos estos códigos presentes en la serie?.

ALEJANDRO: La parte más crítica en ese aspecto se concentró en el arranque del proceso de post-producción. Las primeras semanas hemos tenido que definir el universo sonoro de las localizaciones recurrentes de la serie, en este caso todas las estancias del ministerio y lo que rodea a la vida personal, en sus respectivas épocas, de cada uno de los protagonistas cuando están fuera de él (su casa, su entorno cercano, el bar del barrio, etc). Además hemos tenido que desarrollar una serie de efectos sonoros extradiegéticos para ilustrar los viajes en el tiempo, los flashbacks y las abstracciones, creando así un código o “libro de estilo” sonoro que, después de ser ser aprobado por el equipo de dirección de la serie, se repetirá a lo largo de los 8 capítulos. Es un proceso muy creativo que supone un reto en el que siempre hay que proponer varias opciones y probar con los directores cuál es la que mejor funciona.

LBS: ¿Habéis tenido que realizar varios montajes paralelos, en sobremanera en la composición de atmósferas o ciertos tipod de Fx, y mas aún sabiendo que su reproducción en 2.0 y será la mas utilizada por los telespectadores en sus TV y equipos de sonido?.

LBS: Trabajamos desde el principio cada capítulo en 5.1, y al final del proceso de montaje y mezcla realizamos un Downmix a 2.0 que comprobamos minuciosamente y, si fuera necesario, corregimos cualquier problema de mezcla que pudiera presentar al hacer la reducción. En algunas ocasiones cambia mucho el equilibrio de la mezcla en este proceso, ya que estamos sumando la información de 5 canales en 2, y respetando la normativa de RTVE en lo que a loudness se refiere, por eso es muy importante realizar esta comprobación para evitar sorpresas en la emisión.

LBS: La serie está dirigida por varios directores, con sus propios puntos de vista y maneras de dirigir. ¿Como ha sido el trabajo junto a ellos?. ¿Puede esto afectar un poco a la linea argumental sonora, al tener varios directores cada uno con su propia visión?.

ALEJANDRO: Hay tres directores en la serie, Marc Vigil, Abigail Schaaff y Jorge Dorado. En un principio pensé que esto podría suponer una dificultad añadida, de cara a definir el concepto sonoro global de la serie pero, aunque cada uno tiene su propio criterio, llegan con las ideas muy claras y siempre es enriquecedor adaptarse a cada uno de ellos. Muchas veces tan sólo nos limitamos a mezclar los elementos del montaje a su gusto.

LBS: ¿Que papel juega dentro del montaje que has concebido la banda musical, nos podrías hablar de su utilización en el montaje de sonido?, ¿acompaña mas que narra o la has dado mas importancia en el montaje utilizándola como efecto puntualizador?.

ALEJANDRO: La música es del mexicano Darío González. Nos encanta su trabajo! es muy narrativa y tiene un equilibrio perfecto entre orgánica y sintética. Siempre que la añadimos al montaje le da un empujón importante a la banda sonora de cada capítulo. Tiene una gran sensibilidad para captar lo que necesita cada secuencia. Hay mucha complicidad con él y siempre intentamos “mimetizar” nuestras atmósferas con sus texturas, mezclándolas para que haya la mayor cohesión posible. Nos lo pone muy fácil.

LBS: Tod@s sabemos que los tiempos en los procesos de T.V son muy escasos, dejando casi poco lugar a la “experimentación sonora”, y sin duda, uno de los grandes afectados es el ARTE de Foley, tanto en la forma como en  el tiempo de ejecución. ¿Como habéis enfocado estos procesos de Foley y cuanto tiempo habeís invertido en ellos?

ALEJANDRO: Dedicamos más o menos tres jornadas a grabar efectos de sala en cada capítulo. Hay varias localizaciones dentro del ministerio que, por tratarse de decorados, tenemos que recrear grabando Foley para darle a los pasos de los personajes la sonoridad de piedra o metal que requieren esos espacios. Una vez grabados los pasos, analizamos cuáles son los efectos que consideramos indispensables por su valor narrativo o su plano sonoro y los grabamos. Como bien dices los tiempos son escasos y tenemos que adaptarnos y ser resolutivos.

LBS: Hablemos de ese dilema que siempre se presenta cuando hablamos de los procesos de mezcla en el entorno audiovisual, en sobremanera cuando comienzan a realizarse los cambios de normativa que afectan al loudness en la emisiones (norma r128 etc…).

¿Cuales han sido las limitaciones o circunstancias a las que os habéis enfrentado a la hora de realizar los procesos de mezcla (en cuanto a margen dinámico, balance y espacio frecuencial?)

ALEJANDRO: Como bien dices, hacer una mezcla para tv siempre conlleva asumir las limitaciones derivadas de estar sujetos a una normalización de niveles que reduce notablemente el rango dinámico en el que nos tenemos que mover. En ocasiones resulta muy complicado conseguir el equilibrio entre diálogos, efectos sonoros y música, hay que llegar a un compromiso teniendo claro que los diálogos siempre se encuentran en el primer nivel jerárquico. También a veces es difícil mantenerse dentro de la norma al hacer el downmix de 5.1 a estéreo. Aún así, gracias a la EUR r128 que se ha ido adoptando desde 2010 y recomienda un nivel de loudness de -23 lufs hemos ganado margen dinámico, lo cual es de agradecer.

LBS: La pregunta, obviamente, siempre es complicada, pero ¿a que debemos estar atentos dentro del mundo sonoro de -el ministerio del tiempo…?.

ALEJANDRO: No sabría decirte, es una pregunta difícil, sobre todo teniendo en cuenta que todavía no hemos terminado la post-producción de sonido de la serie. Tengo muy buen recuerdo del tercer capítulo, me encanta en su totalidad, no sólo por el sonido. No te lo pierdas.

LBS: Alejandro, muchas y sonoras gracias por acercarnos y darnos algunas pinceladas acerca de la construcción de este apetecible mundo sonoro, que navega entre la realidad y la fantasía….

ALEJANDRO: Gracias a tí, Óscar, por interesarte por nuestro trabajo.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2015 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

2 pensamientos en “EL MUNDO SONORO de -EL MINISTERIO DEL TIEMPO-. Entrevistamos a su Diseñador de sonido ALEJANDRO LÓPEZ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s