ESPECIALES GOYAS SONOROS 2017: El MUNDO SONORO de “1898.LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS”.Entrevistamos a Juan Ferro, Supervisor de edición y diseño de sonido.

Sonoros saludos a tod@s!!!

La primera de las 4 finalistas en acudir a nuestros especiales -Goyas sonoros 2017- es “1898.Los últimos de Filipinas”.

"1898.Los últimos de Filipinas"

“1898.Los últimos de Filipinas”, de Salvador Calvo.

Dirigida por Salvador Calvo y producida por: Enrique Cerezo13 TCIPI Cinematográfica S.A. ,Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y Televisión Española (TVE), “1898: Los últimos de Filipinas” cuenta con un cartel de lujo, compuesto por: Luís Tosar, Javier Gutiérrez, Karra Errejalde y Carlos Hipólito entre otros. La fotografía corre a cargo del gran Álex Catalá (La isla Mínima) y la música ha sido compuesta por Roque Baños.

Según sinopsis “1898. Lo últimos de Filipinas” narra la historia el último grupo de las tropas españolas que permaneció sitiado en una iglesia de San Luis de Tolosa en Baler, una colonia española de Filipinas a finales del siglo XIX. Unos insurgentes filipinos tuvieron contra las cuerdas a soldados españoles durante 337 días. Más tarde, en diciembre de 1898, el tratado firmado entre España y EEUU cedía las colonias filipinas a Estados Unidos.

Los estudios “Milciclos” capitaneados por el Supervisor de edición y diseño de sonido Juan Ferro han sido los encargados de idear y ejecutar un mundo sonoro épico, pero también cercano a sus protagonistas desde uno de sus múltiples punto de escucha, proponiendo al espectador situarse dentro de una subjetividad sonora que le permite sentir a través de los sonidos personales de los protagonistas la evolución de sus propios estados de ánimo.

Agradecemos a Juan Ferro la disponibilidad y facilidades dadas para la realización de esta entrevista.

“1898.Los últimos de Filipinas” – IMdb

TRAILER

Comenzamos….

LBS: Antes de comenzar Juan, enhorabuena y felicidades por esta candidatura final a mejor mundo sonoro de 2016 en los próximos premios Goya. Supongo que motivo de una gran felicidad para ti, los estudios -Milciclos- y todo el departamento de sonido que ha participado en esta aventura sonora…

JUAN FERRO: ¡Gracias Oscar!. Efectivamente, es para nosotros una alegría y también un gran privilegio estar entre los nominados a mejor sonido en los próximos premios Goya. Un año de grandes películas y de excelentes trabajos sonoros.

LBS: “1898: Los últimos de Filipinas” ha sido dirigida por Salvador Calvo (nominado a la mejor dirección novel). ¿Cómo surgió la posibilidad u oportunidad de encargarse de este ambicioso proyecto?.

Desde hace ya varios años colaboro con Salvador Calvo como responsable de la post producción de sonido de sus trabajos para televisión. “1898. Los últimos de Filipinas” era su esperada opera prima y depositó su confianza en mí una vez más para desempeñar esas funciones. Estoy enormemente agradecido con él (y con la producción por supuesto) por esta oportunidad y muy contento también por su, merecidísima, nominación como director novel.

LBS: Para comenzar. ¿Quiénes ha formado parte del departamento de sonido de “1898. Los últimos de Filipinas”? y ¿cuánto han durado los procesos de creación de su mundo sonoro?.

JUAN: El equipo está formado por mucha gente.

En primer lugar, en sonido directo: Eduardo Esquide (Jefe de sonido), Oscar Segovia (Microfonista) y David de la Cruz (Microfonista)

Luego en edición y diseño de sonido: Andrea Paralta (Editora de diálogos), Alejandro López (Editor de efectos), Carlos de Hita (Editor de ambientes y asesor de sonido de naturaleza),  Jose Eugenio Caldararo (Supervisor de foley), Sebastian Sonzogni (Artista de Foley), Bechen De Loredo (Grabador de Foley) y Ginés Carrión (Editor de música).

Y por último, en mezclas: Nicolás de Poulpiquet (Mezclador), Anele Onyekwere (Mezcla de música), Steve Miller (premezcla de Foley), Victor Castillo Bermúdez (jefe técnico de mezclas) y Ricardo Viñas (consultor Dolby).

LBS: Si tuvieses que explicar a un futuro espectador como es el mundo sonoro que habéis creado para –Los últimos de Filipinas-, ¿qué le dirías?.

JUAN: En principio, considero que el “mundo sonoro” no tiene sentido sin su interacción con el “mundo visual” y que la narrativa audiovisual surge de esa interacción.

Por lo tanto puedo intentar explicar a un futuro espectador que se va a encontrar al ver y escuchar “1898. Los últimos de Filipinas”: una película que busca la subjetividad sin pudor, que persigue hacerle experimentar en primera persona lo que sienten sus protagonistas.

LBS: ¿Cuáles han sido las principales ideas acerca del mundo sonoro que te pudo transmitir el Director Salvador Calvo al comienzo de los procesos de tratamiento y creación de sonido?.

JUAN: Como prácticamente única premisa global Salvador me planteó la empatía con los personajes. Quería que el espectador viviese la historia en primera persona tanto desde el punto de vista visual como sonoro. Es una película llena de momentos subjetivos (POV).

Después hicimos, como siempre, un visionado de toda la película y establecimos estados de ánimo y tono para cada secuencia y concretamos ciertos sonidos que Salvador tenía en mente (efectos, ambientes, diálogos en off).

LBS: Hablemos un poco del sonido en producción y su gestión dentro del mundo sonoro que habéis creado para –1898Los últimos de filipinas-.

Este drama bélico fue rodado en su totalidad en distintas localizaciones de la Islas canarias, como perfecto sustituto de los paisajes filipinos, y el nivel técnico y artístico en cuanto a encuadres, planos, fotografía, arte etc.. es muy alto. Además, su director por la espectacularidad, siendo fiel al realismo, huyendo de efectos VFX y demás efectos. Esto, a priori hace pensar en lo complicado del rodaje en muchas de sus secuencias y como afectaría al sonido en producción.

¿En que condiciones os llegó el material de Directo?. ¿Cuáles fueron las principales acciones y estrategias sobre el sonido directo que aplicasteis en los procesos de edición y montaje de diálogos realizados por Andrea Peralta?.

JUAN: La labor de Eduardo Esquide y su equipo ha sido notable. Han hecho que parezca fácil algo realmente complicado. No hay más que ver la película para constatar el alto grado de dificultad que ha tenido el registro de sonido directo.

Las acciones y estrategias aplicadas por Andrea (que ha hecho también un trabajo fantástico) han sido las habituales: cuidar la interpretación, la inteligibilidad y la continuidad del diálogo y el ADR ; editar y organizar los efectos de producción y wildtracks de cara a la mezcla y a los materiales de ventas.

Quizás la única premisa que le transmití fuera de lo acostumbrado fue que conservase, en determinados casos y sin poner en peligro la inteligibilidad, algunos sonidos vocales “desagradables” que suelen quitarse del diálogo (saliva, golpe de diente, labios, etc.). Me gustaba la idea de reforzar así la falta de higiene dental (Fray Carmelo) o la aparición del Beriberi .

ultimos_ampliacion

LBS: ¿En que cantidad habéis tenido que realizar procesos de –ADR-?… ¿mas por problemas técnicos de rodaje o por mejorar el propio –acting- en algunas situaciones?.

JUAN: Repito que el trabajo de Eduardo ha sido impecable. Hay realmente poco ADR en la película por problemas de ruido de fondo o inteligibilidad. Que recuerde ahora, solo el mar, la lluvia o las cascadas fueron inconvenientes que no pudimos resolver de otro modo.

Pero en mi opinión, el ADR es una herramienta con la que se puede dotar a los personajes y a la trama de nuevos matices narrativos que muchas veces están en los planes pero no se pueden registrar en el rodaje y otras nacen directamente en el proceso creativo de post producción (montaje de imagen o sonido). Y en este sentido si hay mucho ADR en la película.

Por un lado grabamos gran cantidad de gestos vocales (esfuerzos, sollozos, risas) y respiraciones. Esto permite acercarnos dramáticamente a los personajes, tanto que se puede sentir su aliento. Hay infinidad de ejemplos de cómo estos gestos intervienen en la narración de “1898. Los últimos de Filipinas”: la respiración nerviosa de Cerezo cuando mata a la tagala, los sollozos de Carlos cuando pasa la abstinencia de opio o los gestos de ira desatada de Jimeno Costa cuando se enfrenta a los desertores.

Por otra parte hemos registrado con un grupo de actores españoles y otro filipino un gran número de voces puntuales y ambientes que aparecen a lo largo de toda la película y la dotan de gran riqueza narrativa en off.

Los ambientes del poblado y del campamento tagalo, las voces de mando en las batallas o las toses y gemidos del beriberi son algunos pocos ejemplos de la importancia de este ADR de grupos o crowds.

LBS: Hablemos de los decorados sonoros que rodean a “Los últimos de Filipinas”. Por un lado tenemos los fondos y ambientes mas naturalistas (selva, mar, poblado, etc…) en la que habéis contado con la asesoría del Sonidista Carlos de Hita.

¿qué cantidad de material en forma de wildtracks de ambiente habéis podido utilizar para el montaje de esta parte?. ¿Como se ha desarrollado esa colaboración con el sonidista Carlos de Hita en esta materia?

JUAN: Del rodaje llegó poco material de -Wildtracks- de ambiente para construir las atmósferas de la selva de Filipinas. Y es lógico. Hay que recordar que la película se rodó íntegramente en Guinea Ecuatorial y las Islas Canarias, por lo que de poco nos podría haber valido ese material con sonidos tan disímiles a los necesarios.

En una primera fase, el montaje de los paisajes sonoros fue labor de Carlos, con sonidos naturales de su propia librería. El principal problema fue integrarlos al resto de elementos y hacer narrativamente útiles esos sonidos de la selva.

Una paradoja es que los bosques tropicales, sean en Filipinas o en cualquier otra zona, son tremendamente monótonos, visual y acústicamente. En ambos casos el horizonte está cerrado a muy pocos metros y, en cuanto al sonido, las estridencias de los insectos ocupan todo el espacio. La labor fue abrir huecos en esa estridencia continua para que se colaran por ellos las otras voces de la selva filipina y poder caracterizar así cada una de las distintas situaciones de la acción.

LBS: En segundo lugar. ¿Qué influencia o peso han tenido en la narrativa de historia la construcción de esta parte de fondos y ambientes?.

Los ambientes cargan con un gran peso narrativo. Intentamos que funcionen como un amplificador del estado de ánimo de los personajes y así construir esa empatía buscada en cada elemento. Trasmiten, según el momento, tensión, calma, alegría, desolación…

LBS: En segundo lugar encontramos toda la parte de diseño y montaje de fx de armamento , explosiones, derrumbes, batallas etc… .

Me gustaría detenerme un poco en la gestión y diseño sonoro del armamento que se puede encontrar en –Los últimos de Filipinas-.

¿Habéis realizado algún tipo de estudio acerca de las sonoridad del distinto armamento utilizado por los españoles y los filipinos?. ¿Habéis podido realizar algún tipo de sesión de grabación SFX de armamento?.

JUAN: En el aspecto del sonido de armamento y de batalla en general, el trabajo de Alejandro López, editor de FX, ha sido impresionante. Sobre todo porque supo conjugar la verosimilitud con la espectacularidad y la subjetividad buscada.

Pese a no haber podido grabar armamento original por problemas logísticos (por suerte no es nada fácil disparar armas en España), la investigación histórica de Alejandro lo llevo a algunas librerías comerciales que contaban con registros de fusiles Mauser similares a los utilizados por el ejercito español en aquel entonces.

En cuanto a los filipinos, contaban sobre todo con armas de fuego “secuestradas” al ejercito español y posteriormente americano. Con lo cual la variedad de sonidos era prácticamente inexistente.

1898-los-ultimos-de-filipinas

LBS: Los procesos de Foley han sido realizados por Sebastián Sonzogni. ¿Cuáles fueron las premisas principales que le transmitiste a Sebastián acerca de estos procesos? y ¿qué influencia han tenido dentro del mundo sonoro de –Los últimos de Filipinas-?.

JUAN: El trabajo del equipo de foley de TRES SONIDO compuesto, en este caso, por José Caldararo, Sebastián Sonzogni y Bechen De Loredo fue, por su riqueza, complejidad y matices, una verdadera maravilla.

“1898, Los últimos de Filipinas” es una película que habla de un grupo humano y de sus vicisitudes. Y lo hace, como me indicó Salvador, desde la empatía.

En eses sentido el foley (al igual que los gestos vocales o respiraciones) era fundamental para despegar a los personajes del entorno y permitirnos enfocar en ellos nuestra atención. Había que tenerlo muy presente, mezclarlo de manera que cumpliese esa función pero sin que parezca un elemento ajeno a la acción.

En cuanto a las premisas, la más clara era conseguir una progresiva degradación de los materiales acorde con lo que se ve en imagen. Las ropas cada vez más pesadas, los pasos más arrastrados, las maderas más chirriantes, las puertas más desvencijadas…

LBS: Hablemos de los procesos de mezclas finales de re-grabación. ¿Cuánto duraron estos procesos y donde fueron realizados?.

JUAN: Los procesos de mezclas finales duraron poco más de tres semanas en Best Digital Belagua.

El setup que utilizamos, obra de Víctor Castillo, fue de tres Pro Tools 12 HDX. Dos como reproductores y uno como grabador.

El primer reproductor, del que estaba al mando Nicolas De Poulpiquet, llevaba todo el material de diálogos, ADR, foley y músicas y se controlaba con una Avid Artist Mix. El segundo reproductor, del que yo estaba a cargo, llevaba efectos y ambientes y contaba con una controladora Avid S6.

Previamente al proceso de mezclas finales realizamos tres premezclas en Milciclos: diálogos (Nicolas De Poulpiquet), foley (Steve Miller) y efectos y ambientes (Alejandro López y yo).

FOTO

LBS: Teniendo en cuenta el formato final de la película, en Dolby ATMOS ¿Cuáles han sido los principales objetivos que os propusisteis a la hora de comenzar estos procesos de mezcla?.

Creo que una mezcla (sea o no Dolby ATMOS) no puede plantearse, ni técnica ni narrativamente, recién al llegar a ese punto del proceso. Es necesario anticipar muchos factores clave desde la edición. Y en el caso de la mezcla en Dolby ATMOS esos factores se multiplican. Técnicamente obliga, por ejemplo, a partir de una plantilla de trabajo mucho más compleja o a editar utilizando un sistema de monitores controlado por la versión software del RMU, el Dolby Local Renderer. En cuanto a lo narrativo, hay que montar muchos más material y dotarlo desde el comienzo de una intención dramática y espacial concreta.

LBS: Por último Juan, ¿cual sería el o los momentos mas destacables o recomendables dentro del mundo sonoro que habéis construido para la “1898.Los últimos de Filipinas”?.

JUAN: Pienso ahora en dos muy diferentes.

El primero, es el ataque inicial de los tagalos a la iglesia. Empieza con Carlos en lo alto de la torre en lo que parece una noche apacible y termina con la retirada ordenada por el Capitán Las Morenas. Es una secuencia de una gran complejidad tanto de edición como de mezcla. Hay muchísimos factores en juego (diálogos, voces gestuales, crowds, música, efectos, foley) y creo que cada uno encuentra su lugar. Considero un logro de todo el equipo haber establecido en materia de sonido un orden jerárquico en medio de esa estridencia que requería la escena.

El otro es el momento en el que Carlos despierta a lomos de un caballo después de recibir un culatazo en la cabeza. Muy confuso y mareado ve los cuerpos mutilados de los soldados americanos (una estampa goyesca) y oye, entre sus propias respiraciones, el canto disonante y metálico de una extraña ave tropical (gran hallazgo de Carlos de Hita) . La relación entre imagen y sonido funciona allí de manera muy clara y eficaz transmitiendo el estado de confusión que invade al protagonista y permitiéndonos empatizar con él.

LBS: Muchas y sonoras gracias por acercarnos un poco mas al épico mundo sonoro que habéis creado para “1898.Los últimos de filipinas” y mucha suerte en la gala final.

JUAN: Muchas gracias a vosotros.

oscardeavila@labobinasonora.net
Copyright © 2017 · Todos los derechos reservados; www.labobinasonora.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s